Inicio Especial #WEURO2017

Nuestro «All-Star team» de la Eurocopa 2017

803
0
Compartir

Este maravilloso torneo de los Países Bajos será recordado por el inagotable número de sorpresas, decepciones para otros, que nos ha deparado. Las selecciones con mayor calidad, potencial o talento individual están eliminadas y como consecuencia de ello nuestra sensación de que las grandes superestrellas del fútbol femenino europeo no han estado a la altura no ya de las altas expectativas puestas en ellas para este verano, sino que la mayoría no han sido ni la sombra de lo que demuestran a nivel de clubes. Todas ellas juntas en equipos como Olympique de Lyon, Wolfsburgo o PSG facilita la exposición de su enorme talento.

Pero si ellas nos han decepcionado, otras han emergido de un segundo plano. Esta Eurocopa de las sorpresas es el torneo de las jugadoras de «segunda fila» en Europa. Quizás para el público en general sean desconocidas, pero para la mayoría de vosotros que seguís el fútbol femenino internacional no lo deberían de ser. Y por suerte para nosotros, tras la desaparición de las «mega cracks», ellas no han tenido ningún tipo de problema en reclamar, con pleno merecimiento, protagonismo en «su torneo». Nadie les va a quitar lo logrado este verano.

Actuaciones memorables, detalles de calidad exquisitos o rendimiento sobresaliente durante todos sus partidos. Estas son las 23 jugadoras que hemos seleccionado en Futfem.com:

PORTERAS

Almuth Schult (Alemania): Quizás la mejor jugadora de Alemania en esta Eurocopa, o al menos, la que ha rendido al nivel esperado durante los cuatro partidos que ha disputado su selección. Sólo cometió un error (en un saque de esquina de Italia) en todo el torneo que no le costó ningún gol a su equipo (sorprendente visto el nivel de la competencia). Ha sido la única portera del campeonato que nos ha transmitido una seguridad absoluta, demostrando ser, como muchos defendemos, la mejor portera del continente con mucha diferencia sobre el resto. No sólo está por encima de las demás en lo que consideramos «cualidades de una portera» tales como: el juego aéreo, los reflejos, colocación, blocajes, estiradas, etc; sino que es la única portera que ya no es que pueda jugar con el balón, sus compañeras la buscan para sacar el balón jugado. Una «tercera central» para Steffi Jones. Una lástima que no tengamos cifras de cuántas veces tocó el balón con los pies, porque seguro que muchas más que una buena cantidad de centrocampistas que han estado en Países Bajos.

Pero no sólo la hemos escogido por «potencial», también tenemos en cuenta sus intervenciones en los cuatro encuentros que disputó. El paradón a Stina Blackstenius ante Suecia, la mejor parada del torneo ante Barbara Bonansea, el mano a mano a Pernille Harder o la increible parada a Sanne Troelsgaard. No pudo hacer nada en los 3 goles que encajó.

Manuela Zinsberger (Austria): La más joven de las cuatro porteras titulares de los semifinalistas y la única que es suplente en su club. El torneo de «Manu» es para enmarcar. Sólo ha cometido un error que le costó a su equipo el único gol que han encajado hasta ahora (el de Amandine Henry ante Francia) en el torneo. Sobriedad, colocación y carácter para una joven portera que en el Bayern había dejado dudas. Quizás Wörle se tenga que pensar ahora quién debe ser la titular en el FCB. Si bien es cierto que está respaldada por una defensa casi impenetrable, salvo el «pero» anteriormente mencionado ante Francia, su torneo es de sobresaliente. Su actuación en la tanda de penaltis ante España es, hasta ahora, la guinda del pastel.

DEFENSAS:

Carina Wenninger (Austria): Se lo comentaba el otro día a los colaboradores de «Área Chica COPE» por línea interna: «¡Qué torneo se está marcando Wenninger pese a sus limitaciones!». «¿Qué limitaciones?» diréis algunos. Y ahí amigos está la clave de que ella merezca casi más que ninguna esta nominación al equipo del torneo.

Los que seguís la Frauen-Bundesliga la debéis de conocer a las mil maravillas y sabéis que la central del Bayern sufre lo indecible en campo abierto por su extrema lentitud y su falta de «cintura».

¿A qué se debe su brillantez en este torneo? A que por la manera de jugar de Austria, todavía no ha sido expuesta a ninguna transición rápida, escondiendo así sus limitaciones y provocando que aparezcan sus mejores cualidades. Y es que encerradas atrás y viendo cómo la mayoría de balones le vienen por alto, ya sean frontales o laterales, Wenninger tiene todas las de ganar ante cualquier rival en este torneo. Ese es su punto fuerte. Sólo han conseguido sacarla de sitio una vez que fue en la tarjeta amarilla que vio ante España (fue inteligente como para cortar la transición y colocarse).

Simone Boye Sorensen (Dinamarca): Hace algunos meses comentaba en Twitter que me sorprendía que nadie fuese a por la ya ex central del Brondby. El Rosengard anunció su fichaje hace poco más de un mes frotándose así las manos y adelantándose a la gran mayoría que deben de haberla descubierto en este torneo.

Simone Boye es la «jefa» de la zaga danesa y con su liderazgo apenas se han notado las ausencias de Janni Arnth y Mie Leth Jans. La líder y capitana de esa defensa tan variable que está mostrando el equipo de Nils Nielsen en este torneo. Infranqueable por alto, buena en las coberturas y con salida de balón (especialmente en largo). Sin lugar a dudas, una de las jugadoras más destacadas de este torneo.

Lucy Bronze (Inglaterra): Si alguien todavía tenía la duda de quién es la mejor lateral diestra del planeta, creo que si ha seguido el torneo la incógnita ha quedado resuelta. Así es la excelsa jugadora del Manchester City, aunque han vuelto otra vez los rumores del interés del Lyon, que ha formado junto con Jordan Nobbs, una pareja letal, trabajadora y dominadora en la banda derecha de la selección inglesa. Defiende con una tremenda suficiencia tanto física como de lectura del juego, y se incorpora al ataque como un auténtico puñal capaz de llegar hasta línea de fondo y centrar, o combinar con sus compañeras cuando lo cree necesario. Superioridad incontestable de una jugadora que ha brillado tanto en ataque como en defensa en los dos partidos más difíciles de su selección (ante España y Francia).

Foto: England Football Team (c)

Millie Bright (Inglaterra): La apuesta de Sampson por la poderosa central/pivote del Chelsea le ha salido a las mil maravillas. Ya no es sólo su impresionante despliegue físico en el juego aéreo (balón al segundo palo de Nobbs y remata Bright), sino también sus ayudas y coberturas tanto a Houghton como a Stokes. Estamos viendo una versión apabullante de la, a veces torpona, jugadora blue. 

Demi Stokes (Inglaterra): Eclipsada por la enorme superioridad de Lucy Bronze en el carril derecho, a la mayoría se le puede haber pasado por alto el soberbio torneo de Demi Stokes. La lateral zurda del Manchester City no ha cometido ningún error en lo que llevamos de torneo y ha solventado, con bastante suficiencia, el tener que enfrentarse a jugadoras como Thomis, Diani o Corredera (todas muy rápidas y con cambio de ritmo). Veremos qué tal contra van de Sanden.

Anouk Dekker (Países Bajos): Admito que tenía muchas dudas de cómo respondería la jugadora del Montpellier en esta posición de central que ocupa en su selección. Sin embargo, salvo por alguna cabalgada de Blackstenius en campo abierto y alguna vez que ha tenido que salir a hacer la cobertura a banda, Anouk Dekker ha solventado los problemas que le han generado las rivales con bastante corrección y solvencia. Ha jugado igual de bien con Mandy van den Berg que con Stefanie van der Gragt a su lado.

Noelle Maritz (Suiza): Con lo joven que es y lo veterana que parece por sus movimientos y entendimiento del juego. Noelle Maritz es la corrección personificada en defensora. No se precipita ni una sola vez, toma siempre las decisiones correctas, salva de muchos apuros a sus compañeras con sus coberturas y cuando sube la banda, es ambidiestra, siempre finaliza jugada tomando la mejor decisión. De nuevo, lo más destacado de una selección helvética que en ocasiones parece anárquica.

Hallbera Gísladóttir (Islandia): Ni el carácter de Sara Björk, ni la calidad de Dagný, ni el derroche físico de Fridriksdóttir; nosotros nos quedamos con la excepcional actuación de la carrilera/lateral del Djurgardens. Sin errores atrás, un despliegue físico notable y siempre que podía se incorporaba al ataque con cierta idea de cómo podía hacer daño sin regalar el balón. En una selección con tremendas dificultades para hilvanar cualquier tipo de jugada, la salida de Gísladóttir les dio aire cada vez que intentaban pisar campo contrario.

CENTROCAMPISTAS

Laura Feiersinger (Austria): No es la Feiersinger de antaño que nos encantaba por su capacidad para desbordar, pero habla muy bien de ella que destaque igual habiéndose «reciclado» en este torneo en una jugadora de equipo que va de área a área sin descanso. Trabajo, trabajo y más trabajo. Oxígeno en ataque peleando y reteniendo el balón esperando a que sus compañeras salgan de la «cueva» o provocando faltas que le den a su equipo opción a balón parado. Manual de supervivencia.

Katrine Veje (Dinamarca): «De oca a oca y tiro porque me toca». Si antes hablábamos del trabajo de Feiersinger, ¿qué podemos decir de Katrine Veje?

Trabajo incansable en ese carril zurdo del que se adueña por su tremendo poderío físico en todos los encuentros. Cuando el físico le responde y se siente confiada de que cambiando el ritmo se va a ir de su rival, es imparable. Ante Alemania se sintió «imparable» con los espacios que dejaba Blässe atrás y ante la lentitud de Goessling. En estático sufre, pero sino cumple arriba, al menos sabes que en defensa tienes a una jugadora incansable.  Un seguro de vida.

Jordan Nobbs (Inglaterra): Las dos caras de Jordan Nobbs. En este caso, ambas son positivas. De la «jugona» que nos deja detalles de exquisitez absoluta, hasta la jugadora sacrificada que está ayudando en defensa hasta le extenuación. La madurez y el creerse ser la líder silenciosa de este equipo la hace brillar a estos niveles por primera vez en su carrera. Ya llega Nobber a la élite del fútbol femenino mundial. Una lástima que en banda se pierda su poderoso disparo desde media distancia.

Jackie Groenen (Países Bajos): Recuerdo haber sido pesado en redes sociales con ella en los últimos meses. Pero es que se veía venir que su talento tenía que llamar la atención del gran público en algún momento. El faro en el que se apoyaban todas en ese decepcionante Frankfurt que vimos la pasada temporada; y la «jugona» del centro del campo de una selección neerlandesa que en ocasiones baila al ritmo que ella impone. Visión de juego, calidad, manejo de las dos piernas y una madurez que le ha supuesto este salto de nivel que ha experimentado este año en el FFC. De aquella niña sonriente que dejaba detalles en el Duisburg a esta genial centrocampista que estamos viendo estos días en la Eurocopa. Progresa notablemente.

Foto: OnsOranje (c)

Lieke Martens (Países Bajos): Como en el caso de Groenen, a Martens también la vimos empezar a despuntar en el Duisburg hace algunos años. Por aquel entonces era una jugadora irregular que sólo sabía hacer la diagonal hacia dentro y disparar. Pero al igual que la jugadora del Frankfurt, Martens ya venía dando muestras de su tremendo potencial en los últimos meses (repasar nuestro timeline en twitter). La nueva jugadora del Barça está en un momento dulce. Ha llegado al torneo con ese punto de extra de chispa que le da el haber estado compitiendo en la Damallsvenskan, y en esta Eurocopa no está más que corroborando porqué parecía que se le quedaba pequeña la liga sueca. La extremo neerlandesa está a nada de convertirse en «top» internacional. Con alguna que otra actuación memorable en Champions League lograría entrar en esa super élite de las «elegidas». Porque sinceramente, parece que la Liga Iberdrola se le puede quedar aún más pequeña que «la Dam»…

Amandine Henry (Francia): Discrepo de ciertas personas que dicen que Henry no ha estado bien en este torneo. Es cierto, no ha estado al nivel del Mundial del 2015 donde ella solita se «comía» el centro del campo rival y ganaba partidos; pero también hay que tener en cuenta que prácticamente ha sido la única que ha querido/podido sacar adelante a esta selección francesa este verano. Abily, Bussaglia y Lavogez han naufragado, y ella sola ha tenido que actuar de pivote defensiva, organizadora y finalizadora de jugadas. Creo que no se le puede pedir más. De hecho, junto con Geyoro, lo único «rescatable» de Francia.

Kristin Demann (Alemania): Ni yo mismo me esperaba semejante nivel por parte de la ex jugadora del Hoffenheim. Tampoco es que hiciera nada del otro mundo, pero ha demostrado mover el balón con inteligencia y ser el punto de partida de casi todas las jugadas de Alemania. Marozsán mandaba pero ella movía al equipo. Algo sorprendente teniendo en cuenta sus anteriores partidos en esa posición donde hace no tanto se sentía muy incómoda. Jones ha descubierto una versión de la canterana del Turbine que a todos nos pasaba inadvertidos.

Barbara Bonansea (Italia): Excelente fase de grupos la que ha realizado la nueva jugadora de la Juventus. Todavía recuerdo la tremenda cabalgada que se marcó ante Alemania (la vi en directo) para servirle en bandeja el gol a Ilaria Mauro. Una de las jugadoras que se reivindican en la Eurocopa y que probablemente empiecen a seguir los grandes clubes del continente. Cambio de ritmo, calidad técnica, disparo y conducción.

ATACANTES

Ramona Bachmann (Suiza): ¡Increible pero cierto! ¡Ramona Bachmann se ha echado el equipo a las espaldas cuando más lo necesitaban! Aunque lo comento con cierta ironía, la verdad, es que la fase de grupos de la jugadora del Chelsea fue de sobresaliente. Ya no sólo porque no desapareció en una gran cita, sino porque lo intentó de todas las formas posibles en los tres encuentros que disputó su equipo. Ante Austria fue un «Bachmann contra el mundo» que ganaron las austriacas, su partido ante Islandia fue brillante y su derroche físico ante Francia ha sido para mí, una de las actuaciones más destacadas del año.

Nadia Nadim (Dinamarca): Más allá de sus problemas con los fueras de juego, la delantera danesa está cuajando una excelente Eurocopa mostrando su pelea, derroche físico, carácter y calidad técnica al que nos tiene acostumbrados. Su actuación ante Alemania fue un deleite.

Pernille Harder (Dinamarca): ¡La única superviviente de los 3 transatlánticos del continente! Así es, Pernille Harder es la jugadora más destacada de las teóricas superestrellas en esta Eurocopa. Nos ha demostrado porqué muchos, me incluyo, la colocan entre las 5-10 mejores jugadoras del planeta. No hay un escenario en el que se encuentre incómoda. Se adapta a todo y saca adelante a su equipo sea como sea. Derroche de cualidades técnicas, físicas y mentales. Clave en los dos goles que anotó Dinamarca en la fase de grupos, y la lanzadora de todas las jugadas de peligro de su equipo. «Harder para todas y todas para Harder». Esa es Dinamarca. Morirán o triunfarán lideradas por la excelsa y completísima jugadora del Wolfsburgo.

Foto: DBU (c).

Jodie Taylor (Inglaterra): Ni en sus mejores sueños podía imaginarse la delantera del Arsenal ser la máxima goleadora de la Eurocopa con los «nombres» que se barajaban al empezar. De hecho, ella nunca ha sido una «killer» con grandes números. Pero este es su torneo. Sin más. Todo lo que toca y dirige a portería acaba en gol. Un «extra» a su increible fútbol de desgaste.

Shanice van de Sanden (Países Bajos): Martens por izquierda y van de Sanden por derecha. Dos «puñales» que están machacando las espaldas de las defensas a las que se enfrentan. Su velocidad y atrevimiento están siendo uno de los grandes atractivos del torneo. Si su toma de decisión fuese mejor…

 

***Otras jugadoras que también han destacado pero que no han entrado en la lista son: Nina Bürger, Theresa Nielsen, Jade Moore, Sherida Spitse, Davina Philtjens, Grace Geyoro, Babett Peter y Fanndís Fridriksdóttir.

¿ENTRENADOR? Difícilmente podemos escoger a uno de los cuatro semifinalistas.

Dominik Thalhammer (Austria): Nadie esperaba a Austria en semifinales y gracias a una preparación física y un trabajo táctico sublime, las austriacas están a un paso de la final. Han trabajado sin presión.

Nils Nielsen (Dinamarca): La única selección escandinava en semis y gracias a un equipo compacto, trabajado y que varía de sistema en pleno partido si Nielsen lo propone. Selección que se adapta perfectamente al rival, que conoce sus debilidades y que aprovecha sus virtudes.

Mark Sampson (Inglaterra): Le ganó el duelo tanto a Vilda como a Echouafni. Ha controlado los «medios» y ha mentalizado a esta selección, quizás con menos talento que Alemania, Francia o España, que pueden ganar a cualquiera.

Sarina Wiegman (Países Bajos): La seleccionadora de el único equipo que está imponiendo su juego y dominio sobre el rival. Ha encontrado la manera de solucionar el problema del juego en estático que tenía esta selección en los dos últimos años. Juego vertiginoso.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here