Inicio Internacional

UWCL: «¿Qué es realmente el Barcelona en la Champions League? El Olympique de Lyon dictará sentencia»

584
1
Compartir

Creo que todo el mundo que siga el fútbol femenino internacional con cierta regularidad sabe en qué escalafón de la élite europea se encuentra el Fútbol Club Barcelona ahora mismo. Pero también entiendo, que por desconocimiento o por los «mensajes» ambiguos con los que se nos ha ido habituando últimamente (se han suavizado después de conocer el rival de cuartos), que haya mucha gente que tenga dudas sobre si el conjunto catalán está capacitado o no para ganar la Champions League, o si es un candidato real al título a día de hoy. Lo que yo pueda decir sobre el Barça será simplemente la opinión de alguien más. Será el temible conjunto del Ródano el que dicte y clarifique qué es a día de hoy el grupo entrenado por Fran Sánchez en la mayor competición de clubes del planeta.

¿SON CANDIDATAS AL TÍTULO? 

Yo lo tengo muy claro: No lo son. De hecho, no lo han sido nunca. El éxtasis por los fichajes «estelares» del extranjero, la explosión de Lieke Martens en la Eurocopa y las semifinales de la pasada temporada fueron los argumentos que muchos dieron para decir que el subcampeón de la liga española podía aspirar a todo en la 2017/2018. Se difuminó la realidad. Porque como siempre, todo hay que analizarlo en su contexto (y en frío).

¿Fichajes estelares? Sí, pero para la Liga Iberdrola. Recuerdo recibir muchos «palos» en verano por reiterar que las incorporaciones del Barça no eran tan buenas como muchos decíais. No paré de comentar que eran movimientos para empezar a competir en Champions y que si bien sí podían marcar diferencias a lo largo de la temporada en nuestra liga; no les veía capaces de hacerlo al máximo nivel (tendrán su test ante el OL). La primera en llegar fue una Élise Bussaglia que aterrizó en Barcelona con mucho cartel por ser una jugadora del Wolfsburgo y ex del Lyon. Pero la realidad es que la veterana centrocampista francesa ya no estaba para ese nivel. Terminó la temporada pasada siendo una jugadora residual en el conjunto alemán.

Por todo lo alto llegó Natasa Andonova (que para empezar muchos creíais que era una killer). La jugadora macedonia venía de no ser renovada por el Rosengard sueco y de ser la alternativa al fichaje fallido de Lene Mykjaland por el PSG. No jugó ni un sólo minuto en ningún partido importante del conjunto de Patrice Lair la pasada campaña en la capital de Francia. Una interior o mediapunta de muchísimo talento que por A o por B (normalmente por problemas físicos) nunca ha terminado de establecerse en la élite. Toni Duggan no era titular indiscutible en el Manchester City en su última temporada bajo las órdenes de Nick Cushing; y la brasileña Fabiana simplemente cubría el eterno problema del conjunto blaugrana en el lateral diestro. Lieke Martens era otra historia.

¿Los fichajes han dado un salto de calidad? Sí, es cierto. Se ha aumentado el nivel de la plantilla, más competitividad en cada posición y más experiencia en Champions League. Ahora, el paso adelante no es tan grande como para poder soñar con el título. El salto de calidad no es aspirar a la final, es empezar a competir ante los mejores; porque la realidad es que el Barça todavía no ha ganado ninguna eliminatoria ante clubes de las 3 grandes ligas europeas: Alemania, Francia e Inglaterra.

Foto: @Alvaro1918 en Twitter (c)

¿A un paso de la final? Sí, es verdad, entre unas semifinales y una final sólo hay un paso. Ahora bien, la diferencia entre el PSG y el FCB en aquella eliminatoria del 2017 fue bastante abultada. De hecho, siendo honestos, el Barcelona nunca estuvo cerca de clasificarse.

Entonces, ¿qué es el Barça a día de hoy?

El conjunto catalán ha apostado fuerte este verano para poder ser a medio/largo plazo un candidato o aspirante real al título. El paso adelante que ha dado el Fútbol Club Barcelona es de cara a poder empezar a competir mejor en la UWCL. Es decir, empezar a tener opciones de pasar eliminatorias ante rivales como el PSG, el Manchester City, el Bayern Múnich o el Chelsea. El Olympique de Lyon es otra liga (incluso el Wolfsburgo).

Yo fraccionaría la máxima competición continental o la élite continental en 5 niveles:

1) En el escalafón más alto estaría el Olympique de Lyon. El único favorito a la Champions League. Simple y llanamente porque es superior en todos los aspectos (desde el económico al futbolístico) al resto. En otra liga. Ahora bien, no son imbatibles.

2) El gigante alemán, el Wolfsburgo, estaría un paso por detrás del OL y un escalón por delante de todos los demás. ¿Por qué? Por tener una plantilla, sobre todo en ataque, de jugadoras capaces de marcar diferencias contra cualquier rival; por su capacidad física, experiencia al más alto nivel, competitividad y porque son el único club (junto con el venido a menos 1.FFC Frankfurt), que ha sido capaz de reinar en Europa en esta casi década de tiranía de Les Fenottes. Curiosamente, y a veces se pasa por alto, tiene un récord positivo ante el cuatro veces campeón de Europa: 2 Victorias / 1 Empate / 1 Derrota (no saben lo que es perder ante un equipo que no sea alemán o PSG/OL).

3) El clan de las «eternas promesas» iría en el tercer escalafón con clubes como Paris Saint-Germain, Bayern Múnich o Chelsea. El conjunto francés y el conjunto alemán, por muchos fracasos que hayan tenido últimamente, tienen una ventaja y un argumento muy válido con respecto al resto: están acostumbrados a enfrentarse a los dos gigantes anteriormente mencionados. La experiencia adquirida en tantos encuentros, la capacidad física, el poderío financiero y su competitividad les hacen ser aspirantes reales cuando participan en la máxima competición continental. El Chelsea, para mí, también pertenece a este escalafón. Son las «grandes olvidadas» y pasan por debajo del radar por sus salidas tempraneras en UWCL. Pero tiene truco, ambas fueron ante el Wolfsburgo (fatalidades del sorteo). Por potencial económico, por poderío físico y ritmo de juego que pueden exponer; son firmes aspirantes a todo.

4) Un escalón por debajo estarían para mí los clubes con una intención clara de mejorar pero que van uno o dos años de inversión por detrás de los anteriores: Manchester City y Fútbol Club Barcelona serían los mejores ejemplos. Y de hecho, veo grandes similitudes entre ambos. Mientras que clubes como Lyon y Wolfsburgo son prácticamente selecciones mundiales, tanto citizens como blaugranas son selecciones nacionales con retoques de nivel. Fútbol y propuestas atractivas (importancia del «nombre» del club para la atracción de estrellas), interés en sacar y reclutar jugadoras jóvenes, dando pasos adelante cada año… Pero, la sensación es que les falta algo. Curiosamente ambos clubes llegaron a semifinales la temporada pasada. Quizás la ventaja que tenga el City respecto al Barça sea el competir en la FA WSL por el ritmo alto de los partidos.

5) Englobaría al resto en un «todos los demás».

¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?

Foto: Lalu Albarrán (c)

No es un problema sólo del Barça. Ahora mismo, por desgracia, ningún equipo de la Liga Iberdrola está capacitado para optar a ganar el cetro continental. No es sólo cuestión de plantillas y fichar mejor; es un problema más general. Nos falta experiencia al más alto nivel, más capacidad física y atlética, y que el ritmo de juego sea más alto (más años de fútbol de élite). A más exigencia, mejor preparados estarán nuestros equipos en la máxima competición a nivel de clubes. Siempre he dicho que tu verdadero nivel real en la Champions lo marcan tus actuaciones contra rivales alemanes y franceses (ahora también podemos añadir a los de la FA WSL). Por desgracia, la estadística no habla muy bien para nosotros:

Equipos españoles contra rivales de la liga alemana, francesa e inglesa desde que es UEFA Women’s Champions League (2009/2010).
Temporada:
UWCL:
-2010/2011 Octavos de Final: Arsenal elimina al Rayo Vallecano por un global de 4-3.
-2011/2012 Octavos de Final: Arsenal elimina al Rayo Vallecano por un global de 6-2.
-2012/2013 Dieciseisavos de Final: Arsenal elimina al Fútbol Club Barcelona por un global de 7-0.
-2013/2014 Cuartos de Final: Wolfsburgo elimina al Fútbol Club Barcelona por un global de 5-0.
-2014/2015 Octavos de Final: Bristol City elimina al Fútbol Club Barcelona por un global de 2-1.
-2015/2016 Octavos de Final: Olympique de Lyon elimina al Club Atlético de Madrid por un global de 9-1.
-2015/2016 Cuartos de Final: Paris Saint-Germain elimina al Fútbol Club Barcelona por un global de 1-0.
-2016/2017 Semifinales: Paris Saint-Germain elimina al Fútbol Club Barcelona por un global de 5-1.
-2017/2018 Dieciseisavos de Final: Wolfsburgo elimina al Club Atlético de Madrid por un global de 15-2.

9 Eliminatorias = 9 Eliminaciones (1 Victoria // 3 Empates // 14 Derrotas)

Y dicho todo esto, creo que era importante analizar el contexto, entremos realmente en la previa del Olympique de Lyon – Fútbol Club Barcelona:

 

OLYMPIQUE DE LYON: «UN MONSTRUO VIENE A VERME»

«Un monstruo viene a verme» podría ser el título perfecto para ilustrar lo que se le viene encima al conjunto de Fran Sánchez. El tirano del fútbol femenino continental, el equipo de los récords, las galácticas de Aulas, el coco… En definitiva: el monstruo. Creo que a estas alturas deberíais de conocer de sobra los récords y el palmarés del equipo del Ródano en estos últimos años. Así que intentaremos analizar cómo es el OL de Reynald Pedros.

Yo creo que hay mucha gente que si no sigue habitualmente al Olympique de Lyon y sólo lo ve de vez en cuando notará un cambio bastante acentuado. Ya no es ese equipo tan preciosista con el balón y con un juego de posesión bastante marcado que embotellaba a los equipos y conseguía meterse hasta la cocina combinando. No, el Lyon, no sólo el de Pedros, sino también el de la última era de Gérard Precheur, ha cambiado a un estilismo diferente. Siguen siendo un rodillo y machacan al rival, pero con una propuesta y variantes diferentes. Ada Hegerberg no es Lotta Schelin, Dzsenifer Marozsán no es Louisa Nécib y Camille Abily ya no es titular y está en su, previsiblemente, temporada de despedida. ¿A qué me refiero? A que Schelin, Nécib y Abily tenían unas cualidades diferentes a sus predecesoras. Lotta era casi una falsa 9 con una habilidad tremenda para combinar y crear espacios; mientras que Hegerberg es una 9 referencia para descargar juego y rematar. Marozsán, que muchas veces la hemos visto más en la construcción que en 3/4, es diferente a la fantástica Louisa Nécib. Amasa más balón, ralentiza a veces el juego, y tiende a definir más que a asociarse o buscar paredes. Y el papel secundario de Abily provoca que el OL pierda a la mejor directora de orquesta de la historia del fútbol femenino. Son cambios que ya empezamos a ver en aquel equipo de Précheur que volvió a conquistar Europa (recordemos que en la final de Reggio Emilia ante el Wolfsburgo propusieron un partido muy físico con muchos desplazamientos en largo).

Reynald Pedros ha continuado con la idea de hacer un Olympique de Lyon más físico, más directo, más vertical y con más capacidad atlética. Evidentemente siguen teniendo esa capacidad para mover el balón y madurar la jugada, porque al fin y al cabo, el 99% de los equipos se les encierran atrás; pero prefieren ser más directas y atacar en pocos toques (llegan muy a fácil a 3/4). No les vemos hacer muchas posesiones largas para controlar (defenderse con el balón). Enseguida buscan cómo desequilibrar al rival. Intentar entrar por banda y centrar a Hegerberg o pase atrás a la jugadora que llega de segunda línea o intento de pared rápida y definición. Fútbol vertiginoso para paliar defensas cerradas. Muchos goles a balón parado y con centros laterales. Poderío físico increíble en ambas áreas con centrales como Wendie Renard, Griedge Mbock Bathy o Kadeisha Buchanan y en la delantera con Ada Hegerberg; fuerza bruta en el centro del campo con Amandine Henry o Kheira Hamraoui, capacidad atlética y desequilibrio en jugadoras como Amel Majri, Shanice van de Sanden o Delphine Cascarino; y jugadoras fortísimas como Eugénie Le Sommer y Lucy Bronze. Salvo Saki Kumagai como jugadora para equilibrar y sacar el balón jugado, Camille Abily y Morgan Brian para organizar, y Dzsenifer Marozsán para poner la magia; el resto de jugadoras tienen un nivel físico envidiable.

Es un OL diferente. Es un equipo menos virtuosista y menos asociativo; que sin embargo, tiene más capacidad de desequilibrio y demuestra tener más pegada. ¿Menos es más? No lo sé. Pero el rodillo lo siguen pasando igual.

ALINEACIÓN

Si algo ha caracterizado a Pedros en los meses que lleva en el banquillo es la intención de dar minutos a todas las jugadoras. La liga y las primeras rondas de copa francesa y Champions League; además de su escandalosa plantilla le permiten rotar jugadoras y probar cosas nuevas cada semana. Hasta 21 jugadoras han tenido minutos en la Division1 Feminine. Sólo las dos porteras (Peyraud-Magnin tiene minutos en copa), Melvine Malard (una delantera que vimos en el pasado Europeo Sub17 de la República Checa) y Jessica Houara d’Hommeaux (que ha vuelto este fin de semana tras una lesión de rodilla que tuvo el verano pasado) no han disputado minutos. De hecho, una de las notas positivas de esta primera parte de la temporada para el OL ha sido el descubrimiento de la joven Selma Bacha, 17 años, en el lateral zurdo.

¿Qué podemos esperar el jueves en el Parc OL? Bueno, Pedros ha dejado atrás las variaciones tácticas de Precheur (que variaba mucho entre defensas de 4 y de 3 centrales) y parece que al menos, tiene claro que la base es un 4-3-3 o 4-2-3-1 (dependiendo de dónde coloca a Marozsán) que sólo varió un poquito contra el Montpellier. Eso en el papel porque al final prácticamente en todos los partidos, Bronze, y sobre todo Majri, son prácticamente extremos y viven en campo contrario. Es verdad que tanta rotación puede despistar, pero creo que podemos intuir cuál es su teórico XI de gala porque hay jugadoras prácticamente intocables.

*Son duda: Kadeisha Buchanan y Griedge Mbock. Ada Hegerberg, pese a haber pasado problemas de espalda, ha vuelto al equipo en las dos últimas semanas.

Defensa: Para empezar, Sarah Bouhaddi será la portera titular. En el lateral derecho no hay ninguna duda de que jugará Lucy Bronze, y en el lateral izquierdo, pese a que no le gusta jugar ahí y más con los problemas físicos de Buchanan y Mbock, estará Amel Majri. Wendie Renard será la capitana y la central por el flanco izquierdo. La duda esta en quién le acompañara. Yo creo que había dudas entre la central canadiense o la francesa, pero vistos los problemas físicos, debería jugar la que llegue bien al partido (aunque Buchanan ha sido la escogida como titular en los 3 partidos importantes de la temporada). Sin embargo, Pedros tiró de Kumagai en el centro de la defensa  ante el Lille. No es ningún experimento, porque al final, a la jugadora nipona la descubrimos en esa posición en el Mundial del 2011 junto a Iwashimizu.

Centro del campo: Está clarísimo que Amandine Henry y Dzsenifer Marozsán serán titulares sí o sí. La duda es si retrasan a Kumagai en defensa, ¿quién ocupará esa posición? Contra el Lille vimos a Camille Abily. Puede ser la solución más útil teniendo en cuenta que todos damos por hecho que el Barcelona se va a encerrar atrás y necesitarán un poco de clarividencia. Podría entrar Morgan Brian en esa posición o incluso Kheira Hamraoui para blindar un poco al equipo.

Ataque: Ada Hegerberg en el centro y Eugénie Le Sommer, tirada en banda izquierda pero metiéndose hacia dentro para dejarle una autopista a Majri, son indiscutibles. Lo que está abierto es la posición de extremo derecho. ¿Cascarino o van de Sanden? Habilidad y uno contra uno o potencia física. Ahí está la duda.

LA PLANTILLA

Sarah Bouhaddi (31 Años / Francia) – Una de las mejores porteras del mundo (aunque siempre he creído que era el eslabón débil del OL). Siempre con ese miedo de que te deje una de cal y otra de arena. Capaz de lo mejor y de lo peor. De parecer la mejor portera del mundo parando todo al Wolfsburgo y siendo la jugadora clave de la eliminatoria la temporada pasada; hasta hacer dos pifias descomunales ante el Manchester City en la vuelta de semifinales (ante el VfL cogió la pelota, la soltó y la volvió a coger). Bouhaddi provoca tanta división de opiniones como su juego de pies. Sus reflejos no.

Lucy Bronze (26 Años / Inglaterra) – La mejor lateral diestra del planeta sin ningún tipo de dudas. Un portento físico que destaca por su fuerza, su recorrido, pero sobre todo por ser impenetrable en defensa (la jugadora que más me sorprendió en directo en la pasada Eurocopa por su tremenda superioridad frente a las rivales). Físico extraordinario, excelente lectura de juego, carácter y anticipación. Muy peligrosas sus subidas por banda con esa potencia desmedida que tiene.

Wendie Renard (27 Años / Francia) – Si Bronze es la mejor lateral del mundo; Renard es una de las dos mejores centrales del planeta. La mejor en mi opinión (sí, por encima de Sauerbrunn). La suficiencia con la que se emplea es tan llamativa como ese portentoso físico que le hace marcar diferencias. Clave y decisiva tanto en defensa como en ataque (lleva ya 10 goles esta temporada). Cuando está bien es una jugadora de «otra liga».

Kadeisha Buchanan (22 Años / Canadá) – Ya es algo más que una de las jugadoras más prometedoras del planeta. Es una realidad. Una central top gracias a un poderío físico extraordinario. Parece estar por delante de Mbock para Pedros. La canadiense tiene muchísima experiencia para ser tan joven.

Griedge Mbock Bathy (23 Años / Francia) – Un perfil muy pero que muy parecido al de Buchanan y con la que compite por ser la central titular al lado de Renard. Parece que la canadiense está por delante para el preparador francés. También puede jugar de lateral zurda como la hemos visto en alguna ocasión. Llega con problemas de tobillo a la eliminatoria (no saben si podrá jugar).

Amel Majri (25 Años / Francia) – Una auténtica debilidad personal de quién les escribe. Una de esas jugadoras por las que vale la pena pagar una entrada por verla jugar… de extremo. No de lateral dónde a veces deja que desear por su capacidad defensiva. Una artista del balón por su espectacular técnica y habilidad. Desequilibrante, con velocidad, cambio de ritmo, uno contra uno, con detalles técnicos sublimes y buen golpeo de balón. Se atreve a todo y, casi siempre, le sale. Por esa nos gusta tanto, ¿no? Baila con el balón.

Saki Kumagai (27 Años / Japón) – La excelente pivote japonesa lleva ya unos años rindiendo a un nivel altísimo. Es verdad que deja dudas cuando se encuentra sola en la organización o en la distribución y que prefiere jugar acompañada por una jugadora como Abily que le descargue mucha responsabilidad en fase del juego; pero la nipona es excelente siendo la jugadora que da el primer pase en fase ofensiva. La lanzadora de penaltis.

Morgan Brian (25 Años / Estados Unidos) – «¿Es necesaria?» Esa fue la reacción de todo el mundo cuando empezó a salir el rumor de que Brian estaba cerca del OL. Con el equipo francés no es cuestión de sí lo es o no lo es; es no dejar pasar la oportunidad de fichar y fortalecer la plantilla. Y si bien no creo que sea necesaria esta temporada, sí la próxima campaña si se retira Abily. Una de las pocas jugadoras con un perfil ligeramente parecido a la jugadora bretona (no hay en el mercado, sí en la NCAA //Ahí lo dejo). Una organizadora con buena visión de juego, muy hábil a la hora de oxigenar al equipo, con llegada, entendimiento del juego y buen golpeo de balón.

Kheira Hamraoui (28 Años / Francia) – Os lo creáis o no, Hamraoui ya lleva año y medio en Lyon. Sigo sin entender porqué paso inadvertida la temporada pasada y porqué no le dieron más oportunidades a una centrocampista, que si sale al mercado en verano, será una de las piezas más codiciadas. Pivote defensiva con buena llegada, muy física, agresiva, a veces bastante dura y con carácter.

Amandine Henry (28 Años / Francia) – Sea lo que sea Amandine Henry, es la mejor del mundo en lo que hace. Pivote defensiva, box to box, llegadora… Una todocampista. La centrocampista total con mucha diferencia con el resto. Una auténtica «aspiradora» que lo absorbe todo en el centro del campo. Poderío físico tremendo, derroche, liderazgo, agresividad, etc. Lo tiene todo. Tiene un disparo tremendo desde media y larga distancia.

Camille Abily (33 Años / Francia) – Se hace raro ver a Abily en un segundo plano. Pero la excelsa centrocampista bretona parece que nos va anunciando su retirada. Quizás no esté físicamente para aguantar muchos partidos seguidos de alto nivel. Y quizás por eso la estamos viendo en un segundo plano con la llegada de Henry. Pero a la buena de Abily le siguen quedando trucos en la chistera, clase para dar y regalar, y fútbol para decantar una eliminatoria de Champions League.

Dzsenifer Marozsán (25 Años / Alemania) – Sin lugar a dudas el mayor talento natural que ha dado el fútbol femenino desde que apareció la gran Marta. Pero ese talento no siempre ha ido acompañado de constancia y regularidad por parte de la jugadora de origen magiar. Por eso no tiene un «The Best» y por eso se le sigue cuestionando en Alemania. Llevo diciendo esto desde que la vi en un mundial sub17 hace unos cuantos años: «Tiene todo para dominar el fútbol femenino mundial durante los años que quiera«. Pero, esa falta de carácter o regularidad siempre le penaliza. En 2016 y 2017 tuvo todo para empezar su reinado pero no lo consiguió. Sabe que en 2018 ganar la UWCL le debería dar esa corona que tanto ansía, y que por potencial, hace tiempo que debería llevar puesta.

Delphine Cascarino (21 Años / Francia) – De esas jugadoras especiales que tanto nos  gustan. Una «bailarina» con el balón. Una jugadora muy desequilibrante, con una capacidad técnica envidiable, con descaro y una contra uno. Ha vuelto muy bien de su lesión de rodilla cuajando buenas actuaciones cuando le han dado la oportunidad. Un factor diferencial.

Ada Hegerberg (22 Años / Noruega) – Una de las mejores delanteras referencia del planeta. La mejor rematadora a 1 toque del mundo. La killer, la mujer de los récords, la superestrella noruega. Simplemente Ada Hegerberg. Parece que ese portento físico que es la joven delantera escandinava se ha querido desquitar de su decepcionante Eurocopa a base de goles. Imparable en el juego aéreo, con una fuerza física que le hace ganar prácticamente todos los duelos con las centrales y con una confianza enorme que le permite dejar detalles de bastante calidad técnica. Está de dulce pese a arrastrar problemas físicos.

Eugénie Le Sommer (28 Años / Francia) – Una de las delanteras más completas del planeta. Fuerza, técnica, disparo de media distancia, cambio de ritmo y posibilidad de jugar en banda. Una top mundial y quizás, la jugadora francesa más regular en los últimos años. Siempre rinde.

Shanice van de Sanden (25 Años / Países Bajos) – Mucha gente cree que fue un capricho de Aulas por aquello de tener una campeona de Europa. Si bien es cierto que por su cierta limitación técnica no «pega» en el OL; creo que es un perfil muy parecido al de Élodie Thomis (jugadora que también se rumorea que dejará el club o se retirará este verano). Cambio de ritmo, velocidad en banda y letal en transición. Esa es van de Sanden.

También están en la plantilla: Pauline Peyraud-Magnin, Romane Bruneau, Selma Bacha, Jessica Houara-d’Hommeaux, Corine Petit-Franco, Élodie Thomis, Melvine Malard y Emelyne Laurent.

DATOS DEL OL ESTA TEMPORADA:

Liga: 17 Victorias / 0 Empates / 0 Derrotas (Goles: 84-4)

Champions League: 4 Victorias / 0 Empates / 0 Derrotas (Goles: 30-0)

Copa: 3 Victorias / 0 Empates / 0 Derrotas (Goles: 41-0)

Total: 24-0-0 (Goles: 155-5).
*2 de los 4 goles encajados fueron en el 90+2′.

 

LAS DOS ELIMINATORIAS PERDIDAS EN 2014 Y 2015

El Olympique de Lyon ha alcanzado la final en todas las ediciones de la UWCL salvo por dos excepciones: Octavos de final 2013/2014 y 2014/2015. Recuerdo perfectamente la eliminatoria ante el Turbine Potsdam. Las alemanas fueron netamente superiores con un fútbol muy atrevido en la primera parte en el «Karli» pero, pese a poder adelantarse varias veces en el marcador, en el último tramo de partido acabaron recibiendo un gol que parecía definitorio. En Gerland, el OL estuvo dominado todo el partido pese al gol de Stefanie Draws en la primera parte, pero de la nada, y dejando en shock tanto al estadio como a las propias jugadoras locales, un penalti transformado por Maren Mjelde consiguió remontar la eliminatoria. ¿Sorprendente? No por el potencial físico de aquellos equipos del Turbine que armaba Schröder.

En la 14/15 el Lyon cayó eliminado ante el que para mí ha sido el mejor PSG de los últimos años. Casualidades del calendario, aquella eliminatoria fue justo después de un OL-PSG (2-1) de liga  que permitió a las de Benstiti analizar la situación y mejorar la prestación en la ida en Charlety. Aquel 1-1 en París, pese a ser una demostración que habían competido bien y que tenían opciones, hacía prever que el Lyon tenía media eliminatoria en el bolsillo. La vuelta en Gerland fue un auténtico monólogo del OL que fallaba ocasiones. Y de la nada, absolutamente de forma aislada, un gol de Alushi volvió a dejar muda a la afición local. Aquel PSG también batió por el camino al Wolfsburgo; para luego perder la final ante el Frankfurt.

¿PUEDE EL BARÇA SOÑAR CON ELIMINAR AL LYON?

A mí me parece una utopía. Hay dos formas de ganar al OL en una eliminatoria. Una sólo está al alcance del actual Wolfsburgo que por jugadoras puede plantear un duelo de «igual a igual» a golpes; aunque eso sólo fue la temporada pasada. Y la otra, la que emplean todos, la de encerrarse atrás y aprovechas sus oportunidades. Pero para hacerlo con eficacia necesitas estar dotado de una gran capacidad física y de estar acostumbrado a disputar ese tipo de encuentros. Hace poco nos decía Vero Boquete en Área Chica COPE que el PSG ha cambiado a ser un equipo más físico y defensivo para poder tener más opciones ante el conjunto del Ródano. Ni el Barça tiene la capacidad física, el aguante, ni el ritmo del PSG o incluso de un Manchester City; ni el FCB está acostumbrado a salir a defender 180 minutos. Y cuando lo ha hecho ha sido contra el PSG defensivo de Lair, o el de Benstiti que luego cayó 7-0 en la ida de semifinales en 2016; no contra un equipo con las soluciones ofensivas del OL. Este proyecto blaugrana está construido para dominar partidos en liga Iberdrola, no para estar sometido. Nunca se han enfrentado ante un equipo así. 

Independientemente del estado actual del Barça, que no parece ser el mejor en ningún aspecto, el FCB nunca ha tenido opciones de pasar ante este Olympique de Lyon. No es su liga. El FCB no está capacitado para ganar una UWCL a día de hoy. La única opción sería hacer un «Frankfurt 2015», es decir, tener sorteo favorable hasta la final. Pero claro, a veces nos olvidamos de que aquel FFC tenía muchas jugadoras top mundiales como Sasic, Marozsán, Vero Boquete, Fishlock (aunque no jugó la final), Garefrekes o Laudehr. No es el caso del Barça.

En definitiva, el Olympique de Lyon mostrará lo cerca que esta el Barcelona de poder aspirar al título continental.

***Se esperan 15.000 espectadores para el partido de ida.

1 Comentario

  1. Ante todo buen articulo. En cuanto a los fichajes pienso yo que estos tienen que marcar la diferencia y salvo tres incluyendo a Duggan que mal no lo ha hecho, del resto no lo veo así y esto te lleva al principal problema que para mi que es la dirección técnica que no puede ser liderada por un persona solo por el apellido sino por alguien que realmente tenga los pergaminos para ello. Lo de Martens fue un chispazo que no se lo esperaban pero me alegro porque es una gran jugadora. Creo yo que para que este Barça siga creciendo y es solo una idea deberían jugar las pre-temporadas contra equipos alemanes para subir el aspecto físico que en liga iberdrola no lo hay salvo en dos partidos (contra el Atlético). Bueno finalmente creo que debiste analizar al técnico del Barça que para mi no es muy bueno y gran culpable de como le vas en liga por sus decisiones tecnicas, malos planteamientos de juego, etc.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here