Inicio Entrevistas

Inmaculada Prieto Martínez: “Antes de árbitras somos personas y nuestra labor no es fácil”

971
0
Compartir

          La novedad genera dudas y muchas fueron las dudas que se crearon a principio de temporada cuando se supo que por primera vez en la historia del campeonato de fútbol femenino sería arbitrado completamente por mujeres.

            Pasados nueve meses y con 240 partidos a sus espaldas podemos afirmar que las 20 primeras arbitras no solo han disipado todas esas dudas sino que además han superado las constantes revalidas semanales.

            Entristece reconocerlo pero todos sabemos que los árbitros, ya sean hombres o mujeres, solo salen a la palestra cuando cometen errores saltando con ellos la polémica. Evidentemente estas colegiadas, al igual que antes ocurrió con sus homólogos masculinos, han cometido errores. Los mismos que han podido cometer las delanteras, las porteras o los mismísimos entrenadores con sus decisiones. El campeonato ha sido largo, lo que conlleva tener días malos y  buenos, los mismos que han podido tener todos los protagonistas de este deporte que tanto nos apasiona.

            No queríamos terminar este campeonato sin conocer su punto de vista, hacer visible su trabajo e intentar concienciarnos que el arbitraje no es tarea fácil. Para ello hemos estado con  Inmaculada Concepción Prieto Martínez (Jaén 19/4/1993) con la que compartimos parte de su tiempo libre. 

  • Hola Inma, antes de nada agradecerte tu colaboración al aceptar nuestra invitación para conocer un poco más a fondo la figura de la árbitra.
    Lo primero: ¿Por qué te decantas por el arbitraje, una profesión que siempre genera controversia en el fútbol?

 Desde pequeña, el fútbol ha formado parte de mi vida ya que en casa se podía respirar ese ambiente. Mi padre era árbitro de fútbol y desde pequeña, cuando él tenía que arbitrar fútbol base, me llevaba a los partidos y desde la grada siempre me fijaba en la labor y la figura del árbitro. Desde los 10 años ya les decía a mis padres que quería ser árbitra de fútbol, pero ellos me decían que era muy pequeña aún y además no les hacía mucha gracia, ya que por aquel entonces la violencia en el fútbol era más candente y raro era el fin de semana que no agredían a algún árbitro. Fueron pasando los años, yo seguí insistiendo y viendo que seguían negándose a que me hiciera árbitra de fútbol, un día, a la edad de 15 años, les propuse hacer una apuesta y si yo la ganaba me tenían que firmar la autorización para ser árbitra de fútbol, pero si la perdía no volvería a insistirles para ser árbitra. Por suerte, gané la apuesta y ya llevo 10 temporadas disfrutando de este deporte.

  • ¿Has tenido siempre el apoyo de tu gente más cercana o hubo reticencias por esta profesión tan discutida a veces?

Por un lado, aunque a mis padres no les hacía mucha gracia, cuando entré me apoyaron desde el principio. Por otro lado, mis amigos lo veían raro y todos pensaban que estaba “loca” y que era una “rara” por querer ser árbitra en vez de jugadora, por ejemplo. Pero los amigos y gente que me quiere de verdad nunca tuvieron ningún problema porque fuera árbitra de fútbol. De hecho, te aseguro se sienten muy orgullosos de tener a una amiga que practica este  deporte, aunque sea dentro de una faceta que es muy criticada.

  • Pese a todo el  apoyo, dime la verdad, ¿alguna vez, tras algún mal partido o algo más grave, has llegado a cuestionarte si merece la pena estar siempre en boca de todos y criticada por tu labor?

Creo que lo primero que tiene que quedar claro es que antes de árbitras, somos personas. La labor de la árbitra de fútbol no es fácil, tenemos que tomar decisiones en milésimas de segundo, intentando ser siempre lo más justos posible y hacerlo lo mejor que sabemos. Creo que muchas personas no empatizan con nosotros ni con nuestra profesión, y a mí eso me entristece bastante. Teniendo en cuenta que no podemos controlar la voluntad ni los pensamientos de las personas que nos ven, al final entiendes y asumes que siempre habrá alguien que no entienda nuestra labor, que discrepe con las decisiones que tomamos y proyecten sus frustraciones en nosotras. Cuando entiendes esto, “estar en boca de todos” y que “critiquen tu labor”, empieza a perder importancia y sólo te haces la siguiente pregunta: “¿Por qué soy árbitra?” y la respuesta es “porque me gusta”. Cuando te centras en que estás haciendo algo que amas y que te hace feliz, lo que digan da igual.

 

  • Centrémonos en la liga, cuéntanos como llegas a ser elegida para arbitrar en primera y qué sentiste al ver tu nombre entre las 20 candidatas.

Para entrar a formar parte de esta familia de 20 árbitras tuve que pasar controles tanto en mi comunidad autónoma, Andalucía, como a nivel Nacional. Primeramente, en Andalucía hicieron varias convocatorias de pruebas físicas, técnicas e informes de los partidos que dirigimos en 2ª División. A lo largo de la temporada, para clasificar a todas las árbitras que queríamos formar parte de la plantilla de 1ª División y elegir a las que iban a ir a Madrid representando al Comité Andaluz. Una vez en Madrid, nuevamente tuvimos una serie de controles físicos y técnicos en donde finalmente saldrían las 20 árbitras elegidas para formar la plantilla de 1ª División.

Cuando vi que estaba entre esas 20 colegiadas, mi euforia era tan grande que no daba crédito a lo que veían mis ojos, había conseguido hacer un sueño realidad.

  • ¿Eres consciente que ya has entrado en la historia del fútbol femenino al ser una de las 20 mujeres que arbitró la 1º liga totalmente dirigida por vosotras?

Es un orgullo para mi formar parte de este logro para el fútbol femenino español, y poder compartir esta categoría con las fantásticas compañeras que tengo, es un placer aún mayor.

  • Equipos más profesionales, la televisión de por medio, ahora vosotras arbitrando los encuentros… ¿Cómo ves el campeonato y el fútbol femenino en general?

Creo que se está realizando una gran labor por parte de todos y todas las que participamos en el  fútbol femenino. Tenemos que seguir por la línea que vamos, dando a conocer más este deporte y trabajando día a día para que el crecimiento de este sea rápido y eficaz. Considero que esta primera temporada ha empezado con mucha fuerza y con muchas ganas por parte de todas y me gustaría que siguiera siendo así.

  • Con todos los ingredientes que te he citado, ¿qué es a tu juicio lo que falta para que de una vez por todas el público, el gran ausente, se enganche al fútbol femenino?

Creo que lo primero que tiene que haber es visibilidad real en los medios de comunicación. Considero que se le presta muy poca atención y creo que esto debería de cambiar.

  • Inma, hablemos de los partidos;  pero antes de nada, ¿qué supone cambiar de categoría e ir a los campos de fútbol con un equipo arbitral al completo? ¿Sois siempre la misma tripleta?

El cambio de categoría, supone que tienes que hacer un estudio a fondo de los equipos ya que es algo nuevo, y tienes que conocer el entorno en el que vas a comenzar a actuar.

En cuanto al equipo arbitral, para mí no hay diferencia a lo que llevo haciendo años atrás, ya que siempre hemos ido un trío arbitral  al completo en otras categorías. De hecho, en mi categoría masculina (3ª División), siempre vamos un equipo arbitral completo.

En 1ª División Femenina no siempre somos el mismo equipo, la asistente nº 1 y yo siempre somos las mismas y la asistente nº 2 es una árbitra de 2ª División de mi Comité que va rotando entre todas las que tenemos en Andalucía.

 

  • Desde el momento de la asignación de un partido concreto,  ¿te informas sobre los equipos, sus jugadoras… o no haces ningún seguimiento y prefieres estar al margen?

Si claro, normalmente, aunque no tenga partido para una semana en concreto, suelo hacer un seguimiento continuo de los partidos y de los movimientos  de los equipos en la clasificación, sigo los partidos que dirigen mis compañeras… Cuando tengo partido, me informo más específicamente de los equipos a los que voy a dirigir ese fin de semana.

  • ¿Arbitras también ligas masculinas cuando no tienes partidos de féminas? ¿Qué diferencias encuentras?

Sí, mi categoría masculina es 3ª División. En general, no existen unas diferencias muy ostensibles, ya que al fin y al cabo es fútbol y se juega con las mismas reglas. Pero si tuviera que destacar alguna característica que sobresaliera algo más de cada uno, diría que las chicas son más técnicas  y los chicos, al tener más físico, le imprimen más velocidad al juego.

  • ¿Cómo se desarrolla un fin de semana normal cuando tienes partido en algún campo de la geografía española?

Durante la semana preparo el viaje y otros aspectos relativos al partido. Un día antes del partido, todos los componentes del equipo arbitral nos desplazamos a la localidad del encuentro y descansamos allí para poder estar al día siguiente en condiciones óptimas para dirigir el encuentro. Una vez que el partido finaliza y terminamos todas las tareas administrativas, volvemos a casa.

  • Hablando de la geografía nacional, y siempre desde el punto de vista arbitral, ¿has notados diferencias en el trato o formas de entender el fútbol según donde arbitres?

No, no encuentro ninguna diferencia. Precisamente, cuando se redactaron las primeras reglas universales en 1863, el objetivo era unificar en todos los lugares del mundo la reglas de este deporte, para que no hubiera diferencias en las normas del juego según donde se jugara, sino que se aplicaran las mismas en cualquier parte del mundo. De esta forma, el fútbol se entendería igual. A día de hoy, sigue existiendo esta unificación de criterios y no se encuentran diferencias de ningún tipo, convirtiéndose en un deporte universal que cualquier persona puede practicar.

  • La gran pregunta: ¿Se puede vivir del arbitraje en España? Imagino que viajes, estancias etc… lo proporciona la federación

Efectivamente, los viajes, las estancias, el material deportivo, etc. lo proporciona el Comité, y éste está tratando de cubrir todas las necesidades que se van observando y adoptando todos los cambios que sean necesarios para que el fútbol femenino ocupe un lugar importante dentro del panorama del fútbol Español, pero por el momento, no es posible vivir sólo del fútbol femenino.

  • Al margen del arbitraje, ¿cómo transcurre tu vida normal? ¿Cómo te preparas para estar en buena condición física?

Al hilo de la pregunta anterior no puedo vivir solo del arbitraje por lo que trabajo de lunes a viernes, pero para estar en buenas condiciones físicas y poder superar los controles físicos que nos hace el Comité durante la temporada, entrenó entre 4 y 5 días  con un preparador físico y con un grupo de atletas de Jaén.

  • Para ir acabando, terminando  esta primera liga arbitrada íntegramente por vosotras; ¿qué valoración haces y que crees se debería o se podría mejorar?

Creo que todas estamos realizando una buena labor dirigiendo partidos de 1ª División, les estamos poniendo muchas ganas para que salga todo lo mejor posible y creo que esto es algo que se debería de tener en cuenta. De igual forma, la Real Federación Española de Fútbol y el Comité Técnico de árbitros de fútbol, están trabajando en mejoras de cara a la siguiente temporada, con lo cual es un trabajo continuo el que se está realizando.

  • ¿Tu mejor momento como árbitra?

Cada ascenso de categoría desde las categorías inferiores hasta las más altas a las que he podido acceder como 1ª División, son mis mejores momentos como árbitra, porque son la recompensa a todo el trabajo duro y la constancia que llevo teniendo desde que comencé mi andadura como árbitra. Pero el momento que no se me olvidará, es cuando me dieron la oportunidad de dirigir un partido amistoso entre el Arsenal  y el Bayern de Munich.

  • La última; como árbitra, dime un sueño o un partido que te gustaría dirigir y, fuera de los terrenos de juego, que profesión te gustaría ejercer.

Me gustará volver a dirigir un encuentro internacional. Fuera de los terrenos de juego ya ejerzo la profesión que me gusta, soy trabajadora social. Actualmente mi experiencia laboral está centrada en los ámbitos de igualdad de género, personas mayores y orientación laboral. Actualmente estoy investigando otros ámbitos del trabajo social para adquirir nuevos conocimientos y experiencias laborales, como por ejemplo Dirección y Gestión de centros de diferentes servicios y Recursos Humanos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here