Inicio Internacional UWCL

UWCL: Los posibles rivales del Barcelona en su camino a Budapest

250
0
Compartir
Foto: UEFA (c)

El camino a Budapest se terminará de aclarar este próximo viernes. Posiblemente nunca habíamos tenido un sorteo en el que tuviéramos dos equipos tan superiores al resto, y que encima, no hubiera ningún tapujo por parte de los otros clubes en señalar el favoritismo de ambos. Olympique de Lyon y Wolfsburgo provocan pavor en Europa. Todos quieren evitarles a toda costa, e incluso ellas mismas prefieren verse en la final. ¿Tendremos la suerte de una cuarta final entre ambos? Ojalá. Porque la primera final independiente de la masculina merece el mejor de los «carteles». Y no hay mejores protagonistas que los dos mejores equipos del mundo (con permiso de NC Courage). Las reinas de Europa contra la «apisonadora alemana». Pero eso ahora mismo no deja de ser una mera posibilidad de las muchas que hay. Un deseo de quien les escribe y de muchos aficionados a este deporte. Aunque también sería sin lugar a dudas el desenlace más lógico posible. Pero las «bolitas» que sacará la mano inocente en la sede de la UEFA de Nyon dictarán sentencia. Al igual que marcarán el futuro de nuestro único representante en estas rondas finales: el Fútbol Club Barcelona

¿PUEDE ASPIRAR EL BARÇA A GANAR LA CHAMPIONS LEAGUE?

Todos sabéis mi respuesta desde hace varias temporadas. La dije hace tiempo, la mantuve a pesar del «hype» que se generó en el verano del 2017, y la confirmo en Noviembre de 2018: «No». Podemos aducir muchos argumentos que a todos se nos vienen a la cabeza; pero para mí el más importante de todos es que en estos 15 meses de súper proyecto del Barcelona, no hay en ningún momento en el que el conjunto catalán me haya transmitido estar cerca del nivel exigido para ganar la máxima competición continental. Al Barça se le debe exigir la Liga Iberdrola y la Copa de la Reina; pero nunca alcanzar «tal ronda» en la Champions League. Desde el Atlético de Madrid apuntan o declaran querer mejorar cada año y aprender; para mí el FCB debe exigirse el competir cada temporada mejor. Que es lo que hizo contra el Olympique de Lyon hace unos meses. El sorteo decide tu suerte. En qué momento te encuentras a un TOP y sabes que te puedes ir a casa, o al revés, una oportunidad única de avanzar a semifinales, como así fue en la 2016/2017 para el conjunto entrenado por aquel entonces por Xavi Llorens. Esta vez no será diferente.

De nuevo, las aspiraciones del conjunto catalán pasan por el sorteo. Hay que recordar que el Fútbol Club Barcelona nunca ha ganado una eliminatoria ante equipos alemanes, franceses o ingleses. De hecho sólo hace falta mirar que equipos les han eliminado: Lyon (17/18), PSG (16/17), PSG (15/16), Bristol Academy (14/15), Wolfsburgo (13/14) y Arsenal (12/13). Digamos que el clavo ardiente al que se pueden aferrar es tener la surte del 1.FFC Frankfurt en 2015. Aunque mucha gente se olvida que aquel equipo tenía jugadoras del nivel de Célia Sasic, Dzsenifer Marozsán, Kerstin Garefrekes, Vero Boquete o Simone Laudehr. Pero esa es la referencia para equipos como el subcampeón español. Tener la suerte de no enfrentarte con un «coco» hasta la final, donde a un partido todo puede pasar, o incluso no verlos en toda la competición. Pero ahí entra la suerte, algo que no se puede controlar. Por eso no considero al Barça un aspirante real a la Champions en estos momentos.

1) Se sobrevivió al Lyon. Muchos dijisteis que el Barça compitió de tú a tú con el OL. Yo no lo considero así. O al menos, entiendo otra cosa por de «tú a tú». Es cierto que hasta entrada la segunda parte en el Mini Estadi la eliminatoria estaba «abierta»; pero ¿alguien recuerda un simple acercamiento u ocasión de las catalanas desde el gol de Patri Guijarro en el Parc OL? Porque yo no. Las pupilas de Fran Sánchez encerraron atrás en toda la eliminatoria, y gracias a un ejercicio de supervivencia brutal y a una Sandra Paños estelar, se consiguió llegar con esperanza a la vuelta. Pero la realidad es que sólo recuerdo 3 ocasiones del Barça en toda la eliminatoria. No tuve en ningún momento la sensación de que las francesas estuvieran contra las cuerdas.

2) Los duelos «directos». Un equipo como el Barcelona no puede tener el bagaje tan pobre de sólo 1 victoria en duelos «directos» ante rivales de entidad en estos meses. Y fue en el último minuto de la prórroga de la final de la Copa de la Reina. Dos empates ante el Atlético de Madrid en Liga Iberdrola, el segundo para mí muy llamativo porque era el típico partido que un equipo campeón jugándose la liga en casa, da un puñetazo sobre la mesa. Ni una sola victoria en pretemporada ante rivales de nivel (equipos que han empezado muy mal la temporada // El City fue eliminado con estrépito ante el Atlético en UWCL mientras que los otros dos se pueden quedar sin UWCL la próxima temporada); además del empate contra el Levante en otra ocasión inmejorable para disipar dudas y mandar un mensaje alto y claro.

3) La sensación es la misma. Decía yo antes de iniciar la temporada que un punto a favor del Barcelona era el apostar por la continuidad. Pero claro, la continuidad tiene que ir acompañada de mejora. Y eso no es lo que veo en el equipo de Fran Sánchez. Es más, quizás parezca que hay un estancamiento. No puede ser que 15 meses después estemos con la «cantinela» de la adaptación de las jugadoras cuando sólo Pereira y Hamraoui de las nuevas de este verano se han instalado en el once inicial. De hecho, sólo Martens y Mapi son titulares indiscutibles de aquellas jugadoras que llegaron hace 2 veranos. Y luego está lo del Plan B… Si es que lo hay.

LOS RIVALES

Podríamos dividir en cuatro grupos a los 7 posibles rivales. Los «imposibles» (Lyon y Wolfsburgo), los «muy complejos» (PSG y Bayern), el «mal menor» (Chelsea) y las «cenicientas» (Lillestrom y Slavia Praga).

Olympique de Lyon. El rival que todos quieren evitar. Da la sensación de que nos hemos acostumbrado tanto a su dominio y a sus números espectaculares, que quizás por eso le estamos prestando más atención al Wolfsburgo que a ellas. Difícil, como siempre, valorar al OL en lo que llevamos de temporada. Muchas rotaciones, cambios de sistema, algunos partidos más brillantes que otros; pero sobre todo, la sensación que transmiten las de Reynald Pedros es que están controlando mucho el desgaste en una temporada muy larga y en la que saben que las últimas semanas serán claves. Lisa Weiss está dando minutos de descanso a Sarah Bouhaddi; Carolin Simon se está adaptando poco a poco al equipo y eso permite que Selma Bacha siga creciendo como jugadora; Isobel Crhistensen y Jess Fishlock están teniendo minutos y han podido dar descanso a Dzsenifer Marozsán (que recordad que tenía problemas circulatorios en pretemporada) y Amandine Henry; van de Sanden parece que ha dado un pasito al frente, Cascarino está aportando; al igual que están aprovechando sus minutos Laurent y Malard. Parecen tener todo muy medido y bajo control. Tengo ganas de ese enfrentamiento contra el PSG para ver si de verdad esta sensación de control de los tiempos es real.
*Creo que subestimaron al Barça la temporada pasada. Y dudo que esta vez lo hicieran. Un 95%-5% a favor del OL.

Wolfsburgo. El equipo de moda en toda Europa. Y es que ahora mismo intimidan. Al Wolfsburgo siempre le había faltado el «enganchar» al aficionado; y el fútbol que están practicando lo está consiguiendo. Un equipo exhuberante, espectacular, divertido, inagotable… Se acaban los calificativos. El 6-0 al Bayern y ese 10-0 en el global de la eliminatoria ante el Atlético de Madrid son dos buenos ejemplos del estado de forma de las de Stephan Lerch. Fútbol directo basado en un ataque imparable a día de hoy. Pernille Harder, Ewa Pajor, Caroline Graham Hansen y Alexandra Popp están torturando a todos los rivales a los que se enfrentan. Ese cambio de ritmo cuando se acercan al área, esa agilidad mental y de ejecución de las jugadas es inabordable ahora mismo. Y si a eso le sumas calidad diferencial, te da como resultado este ataque vertiginoso y demoledor de las alemanas. Siempre escudadas por un bloque super competitivo que les hace la vida más fácil a las de arriba.
*Ahora mismo parecen inalcanzables por esa capacidad de penalizar errores del rival además de esa facilidad para generar ocasiones. Un 90%-10% a favor del VfL.

Paris Saint-Germain. Sin llamar mucho la atención y con probablemente la plantilla más corta o limitada de los últimos años, el PSG puede ser un rival muy complicado de vencer. Un equipo con un poderío físico tremendo, con las armas perfectas para complicarle la vida y hacer una eliminatoria cerrada y difícil a cualquier rival. Y es que a falta de calidad técnica diferencial (la pone Wang Shuang), las de Echouafni pueden armar un bloque con un físico y una capacidad competitiva elevadísima (le ganaron la final de copa al Lyon y están acostumbradas a ese tipo de rivales). Endler o Kiedrzynek en portería, con dos centrales con alma de líderes como Paredes o Berglund, con el recorrido de Lawrence y Perisset, más el trabajo físico incansable de Formiga, Geyoro o Diallo, y con Diani y Katoto como delanteras con un físico portentoso. Un equipo que te puede hacer pagar muy caro los errores defensivos y que te puede «matar» en transición y a balón parado.
*Menos talento que antaño, pero con ganas y poderío físico. No me gustaría enfrentarme a ellas si fuera el Barça. Porque este tipo de equipo siempre se le han complicado al conjunto catalán. Un 70%-30% a favor del PSG.

Bayern Múnich. El gran público tiende a dejar de lado a las bávaras. Y entiendo que sea así porque su relación con la UWCL ha sido un desastre. Pero creo que nadie debería de olvidarse de ellas. Porque por potencial de plantilla podrían perfectamente aspirar a la final y luchar por el título. Un equipo que acaba bien las temporadas, que posiblemente en Marzo ya tenga perdida la Bundesliga y se centre en la Champions League, y que está acostumbrado a competir y ponerle las cosas muy difíciles al Wolfsburgo. Tienen la capacidad de armar un tridente en ataque bestial con Fridolina Rolfö, Lina Magull y Sara Däbritz además de contar con un montón de internaciones alemanas que probablemente estén en el Mundial como son: Laura Benkarth (ahora mismo lesionada), Leonie Maier, Kristin Demann, Simone Laudehr, Kathrin Hendrich, Verena Schweers, Melanie Leupolz, etc. Han demostrado ser competitivas ante grande rivales y tienen el potencial como para aspirar a lo más alto. Pero si no lo han hecho entonces es porque para mí, Thomas Wörle es demasiado conservador en sus planteamientos.
*Por cómo juega el Barcelona, el Bayern se sentiría muy cómodo porque siempre que pueden prefieren buscar la contra y las transiciones que generar juego. El 6-0 del Wolfsburgo les hizo mucho daño, pero en Marzo deberían haber recuperado la confianza. Un 65%-35% a favor del Bayern.

Chelsea. Tras una temporada 2017/2018 espectacular, el Chelsea nos ha dejado malas actuaciones en este inicio de temporada. De hecho, el Arsenal le metió un repaso antológico hace unas semanas. La propia Emma Hayes ya ha declarado que su lucha esta temporada es por meterse en UWCL y dan por perdida la FA WSL. Un equipo muy competitivo, con físico, con jugadoras diferenciales arriba (Kirby, Bachmann, Cuthbert y Ji) pero para mí le faltan «cosas» para ese nivel que exigen Lyon y Wolfsburgo.
*Sería un rival difícil para el Barça por esa calidad diferencial que tienen arriba. Ya demostraron la temporada pasada que con un robo y una transición rápida te pueden hacer mucho daño. Vería una eliminatoria 50%-50%. Diferentes estilos. Pero nivel muy parecido. Al igual que sus proyectos millonarios. Sería el mal menor.

Lillestrom y Slavia Praga no serían una gran dificultad. No veo un caso hipotético en el que no pasara nuestro representante. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here