Actualizado 17/06/2020 20:14

Beatriz Castro: «El gran activo del club son las jugadoras»

La nueva presidenta del Oviedo Moderno Universidad llega con muchas ideas y con respaldo económico

Celso A. Sanjulián (La Nueva España) | 17/09/2005 - 23:15h.

El Oviedo Moderno ha iniciado un nuevo e ilusionante proyecto a cuyo frente figura Beatriz Castro Álvarez. La nueva presidenta del club, que sustituye a Luis Álvarez, accedió al cargo en su condición de candidata única en las elecciones del mes pasado. Ovetense de 37 años, licenciada en Empresariales y gerente de la empresa de congelados Friobas, Beatriz llega al Oviedo Moderno con muchas ideas y un notable respaldo económico. Friobas, de la que es propietario su padre, José Castro, se ha implicado en el proyecto y ello se va a traducir en una disponibilidad de medios desconocida hasta ahora en el club ovetense. Para empezar, varios de los viajes se harán en avión. Y para continuar, se tratará de conservar a las jugadoras favoreciendo su acceso al campo laboral. En opinión de la nueva presidenta, esto se considera clave para competir en una Superliga en la que ya se observa un incipiente profesionalismo.

-¿Qué indujo tanto a usted como a Friobas a entrar en el Oviedo Moderno?

-Consideramos que es un club que viene realizando una gran labor en el fomento de la práctica deportiva de la mujer y que era bien merecedor de apoyo. Sabíamos de sus logros deportivos, que le han llevado a la Superliga, pero también de sus dificultades económicas. En consecuencia, decidimos prestar nuestra colaboración, y en mi caso personal optando a una presidencia que se concretó el pasado 11 de agosto como única candidata.

-¿Llega con alguna experiencia en fútbol femenino?

-Fui futbolista en mi época de estudiante en Estados Unidos. Jugué como defensa central en un equipo de Nueva Jersey, y ahí me prendió el gusanillo. No será mucho, pero con eso y con lo que ahora voy conociendo del Oviedo Moderno tengo una cierta idea de este deporte, de lo que ahora es y de a dónde puede llegar.

-¿Y a dónde puede llegar?

-Como ya sucedió con otros deportes, está en una fase inicial, al menos aquí en España. Pero considero que cada vez irá adquiriendo más peso, tanto en la atención de los aficionados como de los medios informativos. En Estados Unidos, Alemania y los países europeos del Norte ya tiene una notable implantación. Sería bueno que aquí también experimentase un desarrollo similar, y todo apunta a que se está en el buen camino.

-¿Qué proyectos trae bajo el brazo?

-Una de las ideas básicas es que las jugadoras se sientan no diré ya que mimadas, pero sí muy atendidas. Realmente son el principal activo del club y procuraremos que estén lo más a gusto posible. Por ejemplo, no puede ser eso de que se metan catorce horas de autobús. Con desplazamientos así llegan cansadas y luego no pueden rendir en el campo como quisieran. Por tanto, cambiaremos eso y los viajes más largos se harán en avión.

-¿Alguna otra iniciativa?

-Otro gran proyecto, que considero de mucha relevancia, es el de favorecer el acceso de las jugadoras al campo laboral. Esto esperamos conseguirlo a través de la colaboración de varias empresas. Su patrocinio no sería directamente económico, sino que se concretaría en colocar a las chicas. Podría tratarse de contratos de formación o de prácticas iniciales, pero que no dejan de constituir una puerta al mercado laboral. Si, como espero, logramos esto, contribuirá a que podamos conservar a jugadoras, ahora que ya se observa un incipiente profesionalismo en la Superliga.

-¿Qué empresas tienen ya como colaboradoras del club?

-Friobas patrocina en parte al club, pero no es la única. Al proyecto se han sumado ya firmas como Formastur, Supermercados Masymas, Grupo Inmobiliario Reinas, Construcciones Tano del Pino y hotel España. Por cierto, que el director del hotel España, Ángel Lois, ha entrado en la junta directiva como responsable del área de comunicación.

-¿De qué presupuesto se dispone para esta temporada?

-No tengo a mano el dato del anterior, pero sé que ha subido. Ahora está en 105.000 euros, 17 millones y medio de las antiguas pesetas.

-¿Cuáles son las aspiraciones deportivas?

-Los anteriores dirigentes se desvivieron por llevar al equipo a la élite, y ahora que la categoría está conseguida el objetivo es mantenerla. Y no sólo eso, sino que trataremos de que vaya hacia arriba. Paralelamente a ese objetivo para el conjunto de Superliga, queremos potenciar nuestra escuela de fútbol, el semillero de donde habrán de salir los futuros valores de la entidad.

-En la nueva situación, ¿que papel asumirá la Universidad?

-Continuará como hasta ahora. El club seguirá llevando su nombre junto al de Oviedo Moderno, y nos mantendrá la colaboración de las becas y de la equipación deportiva.

-¿Friobas se publicitará en las camisetas?

-De momento, no, aunque sí se instalarán vallas de publicidad en el Díaz Vega, así como de otras firmas colaboradoras.

Comentarios