Actualizado 17/06/2020 20:14

Manoli Romero: "Volver de cualquier manera sería perjudicarnos"

La situación por las crisis del coronavirus es la dura realidad en estos momentos. La presidenta del Sporting de Huelva ha hablado sobre el estado del club y de las jugadoras durante el confinamiento. Además, sobre un tema que muchos ya piensan: el posible regreso del fútbol a los terrenos de juego

manoli principal
Redacción | 15/04/2020 - 18:47h.

El Sporting de Huelva lleva 14 años jugándose la piel en primera división. Fue fundado el 2 de julio de 1979 y alcanzó la gloria consiguiendo su primera Copa de la Reina en 2015. El camino no ha sido fácil, pero el club lleva trabajando y luchando mucho tiempo por el fútbol femenino y para que el Sporting de Huelva juegue donde se merece, en la élite.

Manoli Romero, presidenta del club onubense, lleva toda una vida ligada al fútbol y al Sporting de Huelva. Ella es una de las personas que mejor conoce su historia y el estado del club y de sus jugadoras en la actualidad.

Pregunta: ¿Cómo empezó tu vinculación con el fútbol femenino?

Respuesta: Tengo tres hermanos y siempre jugaba con ellos en el campo. Me gustaba mucho el fútbol, pero no sabía muy bien donde jugar, ya que en el colegio solo jugaba al baloncesto y balonmano. Pero cuando empecé la universidad, me apunté al equipo de fútbol sala de la Universidad de Huelva y ese mismo año quedamos cuartas en el campeonato de España. Al año siguiente, la universidad decidió hacer un equipo de fútbol 11, algo que fue estupendo para mí porque era donde realmente quería jugar.

Hicieron el equipo, pero no teníamos entrenador, así que una de las jugadoras conocía a Antonio Toledo y él nos dijo que nos echaría una mano. Él estaba entrenando fútbol masculino, le enganchó el fútbol femenino y decidió quedarse con nosotras. Quedamos campeonas de Huelva, ascendimos a la Liga Nacional y la Universidad nos comentó que iba a volver a hacer el equipo de fútbol sala porque no podía asumir los costes de jugar en la Liga Nacional. Fue por eso que entre Antonio , Juan Soltero y yo fundamos el Estudiantes de fútbol femenino. Yo me quedé jugando en el B y, además, era secretaria del club del primer equipo porque con los estudios no tenía más tiempo. Jugamos la final de la Copa de la Reina... pero por unas decisiones, Antonio, Juan y yo decidimos dejar el Estudiantes.

P: ¿Cómo llegaste a ocupar la presidencia del club?

R: Volví a raíz de Antonio. Cuando nosotros dejamos el Estudiantes, las jugadoras de antes hablaron con él y le preguntaron que querían jugar la Liga Provincial de Huelva y si tenía federado algún equipo de hombres de los que fundó en su momento. El Sporting era un club masculino fundado en 1979. El comentó que el número federativo del equipo no tenía deudas y que si se le daba de alta en la Federación, debía estar registrado. Efectivamente, así fue. Él les dio ropa, balones... y las chicas, que habían sido las mejores jugadoras de Huelva, quedaron campeonas de la Liga de Huelva y ascendieron a Nacional. Y ahí fue cuando me dijo que podíamos intentar volver al fútbol femenino y decidimos que sí. Hicimos el equipo en Liga Nacional y ascendimos a la Superliga, como se llamaba en aquel momento. Yo volví a ser secretaria y delegada del primer equipo, y de lo que hiciese falta, porque es un club modesto y haces de todo. Después, en el año que el equipo subió a primera división, yo jugué en el B.

Pero fue en 2013, cuando el presidente que estaba en aquel momento decidió que ya no iba a seguir con su cargo. Todas las miradas cayeron en mí y acepté. Es cierto que era lo mismo que hacía siempre, pero con mayor responsabilidad.

 

 

P: ¿Cómo están viviendo las jugadoras del Sporting de Huelva el confinamiento?

R: Están siendo muy profesionales. Entiendo mucho  a las chicas que están fuera de casa, de su familia, sin saber muy bien lo que va a suceder, sobre todo, las jugadoras que no entienden bien el idioma están muy preocupadas.

P: ¿Qué medidas y labores realizáis desde club durante la cuarentena?

R: Ellas entrenan en casa. La preparadora física les ha puesto un plan de entrenamiento y todas lo hacen porque que quieren estar bien si hay una vuelta en la competición.

P: ¿De qué manera ha afectado al club el confinamiento y cómo estás viviendo este tiempo como presidenta?

R: A nivel económico, al club le afecta porque no sabemos lo que va a suceder, lo que pasará con los patrocinadores, que algunos están en ERTE. Nosotros mismos hemos tenido que hacer un ERTE por causa de fuerza mayor porque te tienes que guardar las espaldas y porque nadie sabe lo que va a suceder. Esto es algo en loque no hay nada dicho. Nosotros tenemos nuestros asesores legales y económicos que desde el primer momento nos dijeron que era un tema muy grave y que deberíamos acogernos al Real Decreto que el gobierno había sacado porque somos un club modesto. Ahora, pasadas las semanas, ves que lo están haciendo más clubes porque es la realidad. Y no solo del fútbol sino de la vida, de las empresas... es un antes y un después de nuestras vidas hasta que pase un tiempo. Yo quiero proteger a mi club, a mi cantera y a mis jugadoras actuales y esta era la forma.

P: ¿Cómo ha recído esta noticia a las futbolistas?

R: Hablamos con las capitanas y les explicamos lo que era un ERTE, lo que suponía y lo que nosotros habíamos pensado hacer con la programación. Ellas lo comentaron con las compañeras y nosotros también enviamos una carta informando, ya que ahora no te puedes reunir cara a cara y la videoconferencia tampoco me parecía adecuada. Por eso, informamos a través de las capitanas y de la carta reglamentaria que es como hay que hacerlo. Eso sí, nuestro teléfono siempre está abierto para la que necesite cualquier ayuda o explicación. Pero lo han entendido porque es algo que ha venido así.

Lejano regreso para el fútbol

P: ¿Piensas que pronto podréis volver a disfrutar del fútbol?

R: Nuestra vuelta a la rutina no va a ser irnos todos a entrenar, al gimnasio, que tiene otros usuarios,... porque nosotras también compartimos instalaciones y es otra dificultad añadida. La vuelta será progresiva porque los protocolos que están haciendo de vuelta a los entrenamientos están pensados para clubes masculinos profesionales de primera y segunda división con unos medios e instalaciones que el Sporting de Huelva, ni otros muchos, las tienen. Esa vuelta conlleva viajar, alojamientos en hoteles, el daño psicológico de cada jugadora si ha perdido a algún familiar, lesiones...

P: ¿Qué valoración o solución darías ante esta situación?

R: Por una parte, como persona, me gustaría que cada una pudiera ir a casa, estar con su familia y empezar de nuevo porque son momentos difíciles. Por otro lado, pienso que si no se acaba la temporada, económicamente también habrá problemas. También le doy vueltas a que si se acaba y se empieza de nuevo, que pudiera haber una liga de 18 equipos para no perjudicar a los de segunda, pero es complicado a la hora de elegir quién asciende. Pero claro... ¿Qué es lo justo? Algunas jugadoras extranjeras del Sporting de Huelva se han marchado a casa por miedo y están lejos. Si se reanudase esto, EEUU en este caso, no sé si las dejaría volver conforme está la situación o si las dejarían entrar aquí. Si fuese así, perderíamos a jugadoras para la competición. Con todo esto quiero decir que con qué garantías vamos a poder afrontar esto. Tampoco es acabar por acabar. Si se puede finalizar la Liga, que sea con condiciones óptimas para poder competir: con una pretemporada, unos entrenamientos en condiciones y con buen estado físico. No veo ninguna vuelta a la competición si no es como se debe. Volver de cualquier manera sería perjudicarnos.

P: Aunque ahora se esté atravesando este duro momento... el fútbol femenino ha evolucionado favorablemente. ¿Qué opinas de este crecimiento?

R: Si claro, ha evolucionado bastante, sobre todo, gracias a los medios de comunicación que transmiten partidos por la TV. Además, los equipos tienen cuerpos técnicos más amplios que antes, nutricionistas, psicólogos... muchas más cosas que han hecho evolucionar al futbol femenino y crecer en estos últimos años.  Queda mucho por hacer a nivel de conseguir patrocinadores privados. Hay cosas que aún no han cambiado, pero paso a paso.

Aprovecho para reconocer la labor de FUTFEM desde el primer día. Antonio Toledo me llamaba y me contaba noticias que las leía en FUTFEM. Era nuestra biblia del fútbol femenino para  nosotros y se merece nuestro reconocimiento por estar ahí durante tanto tiempo cuando no había nadie.

Comentarios