Actualizado 01/10/2020 13:33

Sufrimiento con premio para la Real Sociedad

Leire Baños marcó el único gol del encuentro ante el Levante. Las donostiarras supieron mantener el resultado gracias al tesón que demuestran siempre en las grandes ocasiones.

Sufrimiento con premio para la Real Sociedad
Marcos G. Rayado | 05/02/2020 - 10:12h.

La Real Sociedad se clasificó para la final de la Supercopa de España tras vencer por 1-0 al Levante. Leire Baños marcó el único gol del encuentro en la primera mitad, y las donostiarras supieron mantener el resultado gracias al tesón que demuestran siempre en las grandes ocasiones.

A pesar de lo vibrante que resultó el partido, el inicio fue frío, con ambos equipos contagiados por el ambiente de un estadio Helmántico desangelado. Los dos conjuntos intentaban arriesgar lo menos posible con el balón y trataban de evitar errores, hasta que en el minuto 5, un mal control de Maitane propició la recuperación de Bárbara Latorre en zona peligrosa. La jugadora granota no tuvo más remedio que agarrarla, llevándose la amarilla por ello, aunque la posterior falta fue lanzada sin consecuencias.

El equipo de María Pry trataba de dominar la posesión, pero la presión alta de las futbolistas dirigidas por Arconada dificultaba mucho el comienzo de los ataques del Levante. No obstante, en el minuto 15, las levantinistas tuvieron una magnífica triple ocasión para adelantarse en el marcador. Primero, Alharilla hizo intervenir a Quiñones, que respondió con una buena estirada. El rechace resultante lo remató Alba Redondo contra el muro defensivo txuri-urdin, y el balón suelto fue cazado por Banini, quien con una preciosa volea se quedó muy cerca de estrenar el marcador. Sin embargo, el esférico tocó en el poste y se marchó fuera.

La reacción de la Real Sociedad no se hizo esperar. Leire Baños recibió el balón de Bárbara Latorre, avanzó sin oposición, y tras ingresar en el área, conectó un derechazo ajustado al palo ante el que nada pudo hacer Paraluta. Era el minuto 17 y las vascas se ponían por delante en el marcador.

A partir de aquí, la presión de las vigentes campeonas de Copa disminuyó, y el Levante, paulatinamente, empezó a encontrar espacios en el campo contrario. Lo intentaron Banini, tras un precioso sombrero dentro del área, y también Rocío Gálvez de cabeza, pero ninguno de sus remates cogió portería.

Las futbolistas de Arconada, aunque más replegadas en su campo, no dejaban de generar peligro en cada acercamiento, y de hecho, Nuria Mendoza se quedó muy cerca del 2-0 tras una falta que besó el larguero antes de irse por encima de la portería de Paraluta.

En los últimos minutos de primera mitad, Alba Redondo, cuya movilidad supuso una amenaza permanente para la Real Sociedad, pidió penalti por un posible derribo dentro del área. Sin embargo, la árbitra del partido, Acevedo Dudley, desestimó la acción, y con el 1-0 se llegó al descanso.

El Levante arrancó el segundo periodo con la intención de empatar cuanto antes el partido, pero la Real Sociedad estaba bien organizada en defensa y no sufría en exceso. Consciente de la situación, María Pry movió el banquillo, cambió el sistema e introdujo a una delantera como Esther en el lugar de Marta Corredera, que jugó el encuentro de carrilera en defensa de cinco.

La primera pelota que tocó Esther estuvo a punto de ser gol, tras una gran asistencia de Alharilla. Quiñones estuvo atenta y salvó con el pie. Un minuto más tarde, Alba Redondo remató de cabeza desviado. La Real replicó con una soberbia jugada individual de Bárbara Latorre que Nahikari remató de tacón, enviando el balón rozando el palo de la meta de Paraluta. Posteriormente, un balón en largo dejó a Cardona en buena posición. La extremo intentó una vaselina que pasó por encima de la portera rumana pero se marchó desviado.

Quedaba media hora de encuentro y el plan de partido era evidente. El Levante atacaba con muchas jugadoras y se acercaba al gol, pero la Real Sociedad amenazaba al contragolpe con futbolistas muy rápidas como Cardona, Bárbara y Nahikari.

En el minuto 67, Zornoza botó un balón parado con su exquisito pie izquierdo, para que Ivana Andrés cabecease rozando el palo, con Mariasun Quiñones ya batida. El asedio del Levante cada vez era mayor, con varias jugadas anuladas por fuera de juego de manera controvertida, incluyendo un gol de Alba Redondo.

La Real Sociedad apenas aparecía en ataque, pero Cardona tuvo la oportunidad de sentenciar la semifinal tras quedarse sola delante de Paraluta. La guardameta mantuvo a su equipo en el partido con gran solvencia.

En el tramo final, Arconada introdujo a otra central, Maddi Torre, movimiento que minimizó las llegadas del Levante. Las granotas lo siguieron intentando, pero apenas tuvieron ocasiones durante el último cuarto de hora. La Real Sociedad supo sufrir y se clasificó para la final de la Supercopa de España.

Comentarios