Actualizado 25/09/2020 13:22

Celia Jiménez: "Lo que está en nuestras manos como jugadoras es estar en forma y hacer en casa todo lo que podamos"

Ingeniera aeronáutica y futbolista en la liga más potente de EEUU. Celia Jiménez, pese a ser muy joven, ha hablado de su gran trayectoria futbolística y de cómo está viviendo el confinamiento

celia reign fc
Redacción | 22/04/2020 - 13:21h.

Celia Jiménez empezó a jugar al fútbol cuando tenía 6 años. Sus primeros toques al balón fue en un equipo de chicos. Años más tarde, cuando ya no se permitía que los chicos y las chicas jugasen en un mismo grupo, dio el saltó a un equipo femenino en Jaén llamado las Infantas de Jaén. Su trayectoria deportiva se fue forjando tanto en el fútbol español como en el americano, en el que ha pasado por equipos como el Iowa Western Reivers, Alabama Crimson o Reign FC, equipo en el que milita actualmente.

Además de ser una pieza clave en la Seleccción española, la campeona de Europa Sub 17 y subcampeona continental Sub 19 es toda una 'cerebrito' en los estudios. Celia Jiménez es, nada más y nada menos, que ingeniera aeronáutica.

Pregunta: Con tan solo 18 años te marchaste a la Liga de EEUU. ¿Cómo recuerdas aquel momento?

Respuesta: Fue un momento duro y, a la vez, emotivo. Ahora que ha pasado el tiempo y he podido disfrutar de todo lo que he vivido, me alegro muchísimo de aquella decisión. En aquel momento tenía 18 años y acababa de terminar Bachiller y Selectividad. Fue un momento difícil por la idea de dejar atrás España, mi familia y mis amistades por luchar por un sueño y perseguir ser jugadora de fútbol y estudiar una carrera técnica, como en mi caso quería. Sin embargo, fue una decisión muy positiva y de la que ahora estoy muy contenta.

P: ¿Qué te ha dado EEUU en tu día a día?

R: Muchísimas cosas. Me ha dado amistades que conservaré siempre y experiencias de vida que me han ayudado a convertirme en la persona que soy hoy. Me ha hecho mucho más fuerte y dura. También la cultura americana me ha ayudado a crecer en el sentido del orden y trabajo diario. Creo que el sistema americano, sobre todo el académico, está muy enfocado al trabajo de todos los días y, en ese sentido, a mi como persona, me ayudó mucho a tener una rutina diaria, tanto futbolística como académica, para mejorar y conseguir resultados.

Jugadora clave en el campo, 'cerebrito' en los estudios

P: Eres ingeniera aeronáutica y, además, juegas al fútbol en la liga más potente de fútbol femenino. ¿Cuál fue tu secreto para combinar estudios y deporte?

R: Mi secreto fue la disciplina y el orden de trabajar todos los días conforme al sistema americano. Recuerdo que cuando llegué a EEUU, me sorprendió que el equipo tuviera ciertos tiempos durante el día en los que las jugadoras tenían que estudiar, es decir, todo el equipo de fútbol nos reuníamos en la biblioteca durante unas horas. Ese orden en el primer año de universidad te ayuda a forjar unos hábitos o rutinas que en el segundo, tercero y cuarto año se convierten en algo natural.

P: ¿Qué sentiste al ser la primera española en jugar en la Liga australiana?

R: Fue una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. De hecho, desde muy pequeñita soñaba con vivir en Australia porque me encanta la aventura, la naturaleza, la montaña, la playa, el surf... El hecho de que la liga americana se compagina perfectamente con la australiana, me pareció una oportunidad increíble que no podía dejar pasar con el Perth Glory.

P: ¿Cómo te sientes con tu actual equipo, el Reign FC?

R: Estoy bastante contenta. Tener la oportunidad de compartir vestuario con unas de las mejores jugadoras del mundo es una oportunidad de aprendizaje y de seguir creciendo como futbolista. También creo que la liga americana es una liga muy competitiva, todos los fines de semana, independientemente del equipo al que te enfrentes, sabes que va a ser una batalla. Por eso para mi, cuando me fui con 18 años y mi maleta a EEUU, fue una meta que muy dentro de mi tenía. Ha sido un sueño hecho realidad, y encima en Reign, que era uno de mis equipos favoritos.

P: ¿Con qué jugadora de tu equipo compartes una estrecha amistad?

R: Es una pregunta difícil porque este año he compartido vestuario con tres equipos diferentes (Selección, Reign y Perth). Son ambientes muy diferentes y me sería difícil escoger una compañera. Pero si es cierto que para mi siempre va a haber alguien en especial que me ayudó muchísimo cuando di el salto de fútbol mixto a fútbol femenino. Es Paloma. Ella es cuatro años más grande que yo, pero fue una de mis primeras compañeras en mi primer equipo de fútbol femenino. Me ayudó muchísimo a integrarme y a dar el paso de jugar con chicas mayores. Es una amistad que la tengo para siempre, y a pesar de que ahora estoy en EEUU con miles de kilómetros de distancia, siempre siento ese calor y apoyo.

P: ¿Cómo son tus entrenamientos desde casa?

R: Es una situación dura porque estamos viendo como nuestra sociedad está pasando por un momento difícil en el que la salud de nuestros ciudadanos, familias, vecinos, amigos... está en riesgo. Yo soy una persona muy positiva y  me intento concentrar, sobre todo, en sacar el lado bueno de las cosas. Llevo muchísimos años fuera de España y ahora tengo la oportunidad de estar con mi familia y pasar con ella tiempo de calidad y eso es algo que valoro muchísimo porque no lo tengo normalmente.

En cuanto a los entrenamientos, todos los días recibo un paquete de entrenamiento desde Reign adaptados a quedarte casa. También la nutrición hay que adaptarla un poco, al no tener la oportunidad de entrenar la cantidad de horas que normalmente entrenamos. En cuanto a técnica, intentamos hacer lo máximo que se puede dentro de las circunstancias. Hay que sacar el máximo fruto de esta situación y tener positivismo y esperanza durante estos tiempos.

P: ¿Piensas que pronto volverá a retomarse el fútbol?

R: Es difícil de decirlo porque estamos en una situación muy cambiante. De un día a otro se toman decisiones que cambian la situación de las circunstancias, por lo que decir lo que puede pasar no es muy elocuente. Lo que está en nuestras manos como jugadoras es estar en forma y hacer en casa todo lo que podamos. Ojalá que el fútbol vuelva pronto y podamos estar pisando el verde lo antes posible, pero ahora mismo, sin duda, la prioridad está en la salud de todos y de esa gente que está en primera línea trabajando.

P: ¿Te gustaría volver a la competición española?

R: Nunca me cierro ninguna puerta. Ahora mismo nos encontramos en un momento muy difícil en el que estamos concentradas en enviar esa energía a toda la gente que está ahí fuera, pero también tenemos que seguir trabajando desde casa para la vuelta, que espero que sea pronto. En ese sentido, desde casa hago lo que puedo para prepararme para la temporada americana y, si algún día llega el momento de volver, nunca cierro ninguna puerta, pero ahora mismo sí que es cierto que estoy haciendo todo lo posible para estar preparada para la NWSL.

Con dos mundiales a su espalda

P: Con tan solo 19 años jugaste el Mundial de Canadá 2015, el año pasado disputaste el Mundial de Francia... ¿Cómo describirías tu paso por la Selección Española?

R: Lo definiría de una forma muy emotiva. La primera vez que empecé a jugar con la Selección fue en la Sub 17. Fue toda una sorpresa y un momento muy emotivo cuando me lo comunicaron desde el club. Desde el principio entendí lo que es representar a nuestro país y a nuestros colores. De hecho, cuando escucho el himno en el campo se me pone la piel de gallina y me recorre algo por el cuerpo. Por eso, después de todos esos años en las categorías inferiores, poder hacer un sueño realidad como jugar en un Mundial y, sobre todo, en el primero y segundo de España, ha sido un momento muy especial de mi carrera que premia todo ese esfuerzo y sacrificio.

 

 

P: ¿Qué sentiste al ver la repercusión que causó el Mundial de Francia en nuestro país?

R: Me alegra muchísimo ver como el fútbol femenino está creciendo a nivel español y mundial. El hecho de que el año pasado, con el Mundial de Francia, todos los hogares se contagiasen de esa emoción y compartiesen la Selección femenina fue algo increíble. Nos llegaban mensajes de ánimo casi todos los días y no paraba de salir en las noticias. La verdad que el fútbol es un deporte y el deporte son valores a compartir, pero cuando esos valores no solo representan a tu nación sino que comparten emoción, es mucho más bonito. Fue increíble poder vivir esos sentimientos en primera persona en Francia.

P: Aunque estés jugando lejos de España, ¿cómo has visto el crecimiento del fútbol femenino en nuestro país?

R: España está dando pasos de gigantes y de una forma muy afianzada y segura. Desde los últimos 5 años, comparándolo en mundiales, en Canadá ya se dio un paso muy grande donde se hizo eco de los que era el fútbol femenino y la Selección femenina. Sin embargo, en Francia ha sido realmente cuando se ha sentido que el fútbol femenino llegaba a las casas y emocionaba. En cuanto al marco laboral, también se están haciendo muchísimos avances y se está progresando. La situación de las jugadoras va mejorando y estamos disminuyendo un poco la diferencia con el masculino aunque aún nos queda un camino enorme que recorrer.

Comentarios