El fútbol femenino sigue siendo una inversión de negocio a largo plazo

¿Es difícil ser hombre en un mundo de mujeres?