EUROCOPA 2022

Jugamos como nunca y perdimos como siempre

España se despide de la Eurocopa.
España se despide de la Eurocopa.
Jugamos como nunca y perdimos como siempre

España jugó como nunca y perdió como siempre. El mejor partido de la competición, sin duda alguna, y acabó con una remontada inglesa después de una prórroga de alta tensión. La Roja mereció irse con otro resultado, pero como pasó en el Mundial, los cuartos es la ronda maldita. España vuelve a caerse con una decisión polémica, un golazo y la sensación de que mereció más. Cabeza alta, aunque todos nos vayamos con lágrimas en los ojos. Ha sido una Eurocopa muy complicada en todos los sentidos. Toca reflexionar y aprender, porque en un año llega el reto del Mundial...

Jorge Vilda sorprendió a todos con la inclusión de Teresa en el once para completar ese centro del campo que no le acaba de convencer. Pero no fue el único cambio. Olga Carmona se había ganado su oportunidad en el último partido, Cardona, autora del gol ante Dinamarca, en derecha y un nueve puro como Esther en punta. Cambios que también debieron sorprender a una Inglaterra que no salió tan dominadora como estaba acostumbrada. El balón era el objetivo de las dos selecciones y el bien más preciado sobre el campo. La batalla por el esférico no tenía una vencedora clara. Cuando España conseguía mantenerlo llevaba con espacios al área de Earps que tuvo que parar un tiro flojo e Mariona, la defensa rechazó otra de Cardona. España estaba cómoda, aunque Inglaterra enseñaba los dientes a balón parado. Olga ganaba claramente la partida a Mead, Ona a Hemp. Con algún susto, pero España estaba cuajando el mejor partido desde que había aterrizado en Gran Bretaña. Sin embargo, en el 36', una falta lateral acabó con el balón dentro de la portería de Paños. Era un aviso, porque White estaba en fuera de juego. Ese gol, aunque no valió alentó a las inglesas que tuvieron unos minutos de mucho agobio a la portería de La Roja, con llegadas y una presión alta que impedía a las de Vilda salir de su campo. Pero España, a base de toque y sabiendo muy bien manejar el balón, conseguía salir e incluso volver a llegar a la portería de Earps. Se la jugó en una contra que Mapi cortó con su correspondiente amarilla. Pero España estaba cómoda, sabía a qué jugaba y cómo hacerlo.

Vilda movió el banquillo con la entrada de Athenea por una Cardona que notaba la falta de actividad. La aragonesa había trabajado mucho y la cántabra salía con piernas frescas. Inglaterra salió a comerse a La Roja, con una alta presión en salida de balón y no dejando respirar al centro del campo. Pero sucedió. Lo que casi nadie en Brighton esperaba pasó. Mariona hirió en la medular, Aitana vio a Athenea y la del Real Madrid se fue de Daly y encontró a Esther que hizo de nueve: media vuelta y tiro. El balón entró ante el delirio de los españoles y la incredulidad de los ingleses que notaron la presión caer sobre sus piernas. Inglaterra veía como se le escapaba su Euro y se fueron a por todas. Llegaban por todos lados presionando y mordiendo . Pero a España no le temblaron las piernas. Sólidas, fuertes en los duelos, con Paños dando seguridad... y Athenea rozó el segundo. La cántabra volvió a mostrar su descaro, su electricidad y su confianza en sus posibilidades. Se la volvió a liar a Daly y su centro chut acabó estrellándose en el palo, la suerte no quiso que Esther llegarse al rechace casi sobre la línea de gol. El público animaba a las suyas conscientes de que España estaba más cerca del segundo que Inglaterra de empatar. En otro barullo en le área punto estuvo de colarse en balón en la portería de Earps,. España quería más sabían lo que hacía y cómo hacerlo, Inglaterra empezaba a desesperarse. Ya no buscaba su juego, el tiempo se agotaba y sacó a Russo para tener una referencia más grande arriba. Acumulaban jugadoras en el área y metían balones que España solventaba bien hasta le 83'. Entonces, Russo ganó a Irene (parece claro que con falta) y Toone ganó el rechace para poner las tablas. El estadio explotó de alegría, España de rabia e impotencia con la capitana doliéndose sobre el césped. Inglaterra apretaba con todo el estadio a su favor, La Roja capeaba la tempestad. Y así se llegó a la prórroga. 

En el tiempo extra había mucho que perder y ambas lo sabían. Ninguna terminaba de arriesgar, nadie quería dar ese paso adelante. Pero pasó. Una pérdida en la medular la cogió Stanway, nadie le salió al paso y la del Bayern no se lo pensó dos veces: trallazo y gol. Brighton explotaba de alegría, España había hecho el mejor partido del campeonato, pero estaba con un pie en la calle. La Roja se fue a por el gol. Tenía que hacerlo y Vilda sacó a Amaiur para volver a tener una delantera al uso sobre el campo. La vasca tuvo un tiro que acabó en córner, Laia un remate que se fue fuera por poco. Nada más empezar la segunda mitad, Aitana tuvo un remate claro dentro del área. Pero Inglaterra se había venido arriba. Era quien mandaba en el marcador y en el campo. Athenea había desaparecido, Shei no terminaba de crear peligro y la desesperación empezó a invadir a las españolas. No había forma de meter mano a las inglesas. España se vuelve a casa con la cabeza alta, eso sí. Un cruel final para una Eurocopa que empezó de forma muy cruel con la lesión de Alexia. Inglaterra sigue en su Eurocopa, España tendrá que masticar este duro varapalo. 

Jugamos como nunca y perdimos como siempre
Comentarios