España, que pudo ganar goleando, ganó en el descuento

Vanesa dejó heladas a las belgas en el 93

España, que pudo ganar goleando, ganó en el descuento

La selección española, que fácilmente pudo marcar entre diez y doce goles, terminó venciendo en la prolongación 3-2 gracias a dos goles en el último minuto, consiguiendo así una merecida victoria.

El conjunto español se mostró superior de forma insultante al combinado belga en la primera mitad. Tanto que, de haber materializado en gol todas las ocasiones clarísimas de las que dispuso, el marcador al descanso hubiera sobrepasado con creces la media docena de goles a favor de las españolas.

El partido no pudo comenzar mejor para las hispanas, que a los dos minutos se puso por delante en el marcador. Raquel Cabezón, tras un saque de esquina en corto, engañó a toda la defensa belga, incluida su portera para, desde el lateral del área, anotar el primer tanto del partido.

A partir de ahí fue un festival de juego de España. Con el control del juego, buen toque de balón y continuos desmarques, sólo la mala fortuna en unos casos y la escasa puntería en otros privó a las chicas de Ignacio Quereda de una goleada con doble dígito.

Adriana Martín

La gran protagonista fue Adriana Martín, delantero centro que gozó de hasta cuatro claras ocasiones, pero por verdadera falta de fortuna unas veces y los postes en otras, no pudo marcar.

Incluso Laura Del Río a puerta vacía mandó el balón a la escuadra, cuando lo normal hubiera sido anotar el segundo tanto. Para terminar la primera mitad fue Mari Paz Azagra quien llegando desde atrás y de vaselina a punto estuvo de acertar, pero una defensa en la misma raya de gol lo evitó. El rechace, a la cabeza de Adriana, al lateral de la red.

Hasta entonces, de Bélgica no hubo noticias. Ni tampoco de Lucía Muñoz, guardameta española, quien sólo intervino en un disparo lejano de Zeler muy inocente. Tras la reanudación, la tónica del partido fue la misma. España atacando, fallando ocasiones de gol y Bélgica atónita sin poder de reacción. Laura del Río tuvo dos para sentenciar, pero en su primera internada, sola ante Van Poucke, mandó el balón arriba y en la segunda, cinco minutos después, al travesaño.

Y, algo habitual en los partidos de fútbol, un equipo perdona y el otro no. Bélgica, en la primera vez que disparó a portería con peligro, empató el partido, mientras Ignacio Quereda se frotaba los ojos en el banquillo español. Vereist aprovechó un rechace dentro del área para fusilar a Lucía Muñoz en el minuto 71. Lo peor estaba por llegar.

A falta de cinco minutos para el final, con España pagando el esfuerzo físico y disparando otra vez al poste, de nuevo fue Vereist quien anotó el 1-2, lo que hizo que hasta el banquillo belga se llevara las manos a la cabeza ante lo que estaba viendo. Pero por una vez el fútbol fue justo y Decock en propia puerta en el minuto 92 y Vanesa en el 93 dieron los tres puntos a España y una épica victoria.

Árbitro: Lale Orta (TUR). Amonestó a la española Mari Paz y a Stevens, Couterels y Vereist por parte del conjunto belga.

Goles: 1-0 min.2: Raquel Cabezón engaña a la portera belga tras un saque de esquina en corto y dispara desde el lateral del área.1-1 min.71: Vereist fusila dentro del área. 1-2 min.85: Vereist de cabeza. 2-2 min.92: Decock en propia puerta. 3-2 min.93: Vanesa a bocajarro.

Incidencias: Partido correspondiente al grupo 3 de la fase de clasificación para el Mundial femenino de China 2007, disputado en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas ante unos 250 espectadores. Presenció el partido Jaime Lissavetzky, Secretario de Estado para el Deporte.

España, que pudo ganar goleando, ganó en el descuento
Comentarios