Mundial sub19: Alemania arrolla a una insulsa Tailandia (0:6)

El conjunto alemán se mostró incontestable

Mundial sub19: Alemania arrolla a una insulsa Tailandia (0:6)

Potencia, rapidez, habilidad y organización: esas fueron las cualidades mostradas por las alemanas, en claro contraste con sus débiles anfitrionas, en el partido inaugural del Campeonato Mundial del Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA Tailandia 2004. Las tailandesas, incapaces de conservar el balón, quedaron en evidencia ante sus rivales: llegaron al descanso con seis goles en contra, en un auténtico festival anotador de Anja Mittag y compañía en el Estadio Nacional Rajamangala de Bangkok.

A pesar de lo abultado del marcador, que batió el récord de goles en un solo periodo en la categoría sub-19, e igualó el triunfo por un margen más amplio, la seleccionadora alemana, Silvia Neid, no quedó totalmente satisfecha: "Debimos haber marcado más", declaró a unos perplejos periodistas al término del encuentro. "Desperdiciamos muchas oportunidades".

Sin embargo, lo visto sobre el campo indica lo contrario, ya que las finalistas del Campeonato Europeo salieron en tromba en el primer período, y no perdieron tiempo en ir a por sus adversarias, que fueron hospitalarias en exceso. Alemania dispuso de tres claras ocasiones en los primeros cinco minutos y se adueñó del mediocampo, dejando entrever que tenía la puntería afinada.

Mittag se internó con peligro por la banda derecha y efectuó un disparo a quemarropa en el minuto 7, lo que obligó a emplearse a la guardameta tailandesa, Kanyawee Sudtavee. Un minuto más tarde estuvo a pocos centímetros de abrir el casillero con un remate de cabeza en plancha que rebotó en el poste.

Pero en el minuto 11, la máxima goleadora del torneo europeo dio en la diana. Tras recibir en boca de gol una dejada hacia atrás de Simone Laudher después de irrumpir en el área, Mittag, que milita en el Potsdam, conjunto campeón de la liga alemana, no perdonó (0-1, 10'). Para Tailandia el día iba a resultar largo.

Una acción similar poco después causó estragos en las filas asiáticas, cuando Lena Goessling vio puerta tras otra cesión hacia atrás desde la derecha (0-2, 12').

Pero a las anfitrionas les faltó poco para reducir distancias: Anne van Bonn estuvo a punto de introducir el balón en su propia portería al cuarto de hora de juego, tras una meritoria jugada de Kitiya Thiangtham. Sin embargo, para su consternación, Celia Okoyino Da Mbabi apareció a los pocos segundos, yéndose en velocidad de la defensa tailandesa para enviar el esférico al fondo de la red con un atrevido disparo desde 20 metros (0-3, 17').

Tailandia se esforzaba por hacer circular el balón en la medular, pero todo era en vano. Otro error permitió a Okoyino Da Mbabi encarar nuevamente la meta rival, y marcar sin que nadie se interpusiese en su camino (0-4, 24').

La desesperación del conjunto anfitrión siguió en aumento poco antes del descanso, al hacer Goessling el segundo de su cuenta particular mediante un inteligente tiro con efecto desde el borde del área (0-5, 40'). Laudher no quiso ser menos y le siguió empujando un balón a puerta vacía (0-6, 43').

Pese a los dos cambios hechos antes del descanso, la segunda parte fue más de lo mismo para la selección tailandesa, entrenada por Prapol Pongpanich. Muchos seguidores locales abandonaron el estadio, descontentos con lo que estaban presenciando, aunque la goleada ya no aumentaría más.

Las alemanas levantaron el pie del acelerador e hicieron experimentos con su alineación, pero continuaron ejerciendo un completo dominio sobre la contienda. Un par de fogonazos con poco entusiasmo fue todo lo que pudo verse del arsenal de las europeas en la segunda parte.

Las tailandesas intentaron, valerosamente, volver a meterse en el partido, pero se les habían agotado las ideas. Y Alemania, satisfecha con el marcador, decidió tener piedad de sus contrincantes.

Como era de esperar, Pongpanich, el técnico tailandés, expresó su decepción en la rueda de prensa posterior al partido, pero asumió la derrota con dignidad: "No estábamos preparados para enfrentarnos a un equipo así", ha admitido el afable seleccionador. "Fueron más rápidas y más fuertes que nosotras. Hoy ha ganado el mejor equipo".

Su homóloga rival, Silvia Neid, si bien lamentó las ocasiones falladas, no pudo ocultar su lógico entusiasmo. "Por supuesto que estoy contenta con el resultado", señaló. "Hicimos una gran primera parte, pero nos consumimos un poco en la segunda. El calor ha sido un factor importante".

Tailandia tendrá la ocasión de redimirse frente a Canadá, el sábado 13 de noviembre, en el estadio Supachalasai de Bangkok. Ese mismo día y en el mismo escenario, el líder del grupo, Alemania, intentará mantener su buen momento de forma contra Australia.


Mundial sub19: Alemania arrolla a una insulsa Tailandia (0:6)
Comentarios