¿Quién debería llevarse el polémico "The Best"?

¿Quién debería llevarse el polémico "The Best"?

No soy, ni seré, nunca fan de este tipo de premios o distinciones a los que algunos le dan una importancia casi existencial (sobre todo en el fútbol masculino). Es más, la relevancia de este premio en categoría femenina debería ser igual al número de partidos que ven tanto el «jurado experto», las jugadoras que votan, entrenadores y periodistas. Una auténtica calamidad de galardón que debería «sonrojar» a muchos y muchas votantes. Si ni siquiera ellas/os se dignan a ver el fútbol femenino; ¿por qué lo debería de hacer yo? Una realidad triste que refleja el patetismo en el que nos encontrábamos (tengo «fe» en que esta vez sea un poco más justo).

*Las listas «cerradas» ayudan a que no veamos votos, digamos, llamativos. Aunque no deja de ser todo muy subjetivo.

Por mucho que ellos intenten poner «reglas», leyendo las descripciones que siempre hacen sobre porqué están nominadas las seleccionadas, nunca acabas de entender si las eligen, y luego votan, por su carrera deportiva o por la temporada en sí. Es más, ni siquiera la temporada. ¿Cuenta algo más que el «torneo veraniego» de turno? Tengo muchísimas dudas de ello. De hecho, fijémonos en el denominador común del palmarés de las mejores jugadoras y entrenadores/as del año para la FIFA en los últimos años. No os preocupéis, es fácil de darse cuenta de cuál es (aunque hay una excepción):

2011: Homare Sawa (Japón) y Norio Sasaki (Japón). ¿Quién ganó el «torneo veraniego» ese año? Japón ganó el Mundial.

2012: Abby Wambach (Estados Unidos) y Pia Sundhage (Estados Unidos). ¿Quién ganó el «torneo veraniego» ese año? Estados Unidos ganó el oro en Londres 2012.

2013: Nadine Angerer (Alemania) y Siliva Neid (Alemania). Alemania ganó la Eurocopa 2013.

2014: Nadine Kessler (Wolfsburgo) y Ralf Kellermann (Wolfsburgo). ¿Quién ganó el «torneo veraniego» ese año? No tuvimos; así que la cita más vista del año era la final de la Champions League. ¿Quién la ganó? El Wolfsburgo alemán.

2015: Carli Lloyd (Estados Unidos) y Jill Ellis (Estados Unidos). Estados Unidos ganó el Mundial.

2016: Carli Lloyd (Estados Unidos) y Silvia Neid (Alemania). ¿Quién ganó el oro en Río 2016? Alemania. ¿Lloyd?

No digo ni muchos menos que no se lo merecieran (lo de Lloyd en 2016 y Angerer en 2013 puede ser muy discutible), es más, muchas de ellas pusieron la «guinda» a un año buenísimo en la competición más importante de la temporada; pero también es verdad que en otras ocasiones, y nunca se me olvidará el caso de Nadine Angerer, sólo brillaron en verano. En un año en el que Lena Goessling y Nadine Kessler fueron estrellas de un Wolfsburgo ganador del triplete y los dos pilares básicos de la Alemania campeona de Europa, es decir, ganadoras de cuatro títulos la misma temporada; Angerer se llevó el galardón en un año en el que fue cuestionada en Frankfurt, pero en la que paró 2 penaltis en la final de la Eurocopa. ¿Un partido es suficiente para ganar el premio a la mejor jugadora de la temporada? Yo creo que no. Pero sabemos lo que algunos ven, y lo que no ven.

*¿Hubiera ganado el premio Celia Sásic si en lugar de Estados Unidos la que gana el mundial 2015 es Alemania? Todos sabemos la respuesta.

Lo de la edición anterior fue el «punto sin retorno». ¿Carli Lloyd? Ni ella misma se lo creía. Su cara era un poema cuando la nombraron. Cuartos de final en Río 2016 sin hacer un torneo brillante, sólo 7 partidos jugados con Houston Dash en la NWSL (tuvo problemas físicos) y tampoco brilló en exceso en la SheBelievesCup. Es que ni siquiera fue US Soccer Female Player of the year (Tobin Heath), ni la jugadora del año de la CONCACAF (1ª Alex Morgan, 2ª Tobin Heath y 3ª Cristal Dunn) Pero ya no sólo fue eso, ¿cómo puede ser que la mejor jugadora para la UEFA (Ada Stolsmo Hegerberg) no estuviese nominada? Ya ni hablemos de Pernille Harder o Tobin Heath que fueron probablemente las dos jugadoras más determinantes a nivel de clubes ese año junto con la noruega. Lo primero es una incongruencia. Lo segundo un reflejo de que el fútbol de clubes sigue sin importar para el gran público.

«¿Se vota o se nomina por «nombre»?» Pues muchas veces sí (lo de Lloyd es un claro ejemplo). La reputación es muy importante.  Y evidentemente llegado a este punto no podemos dejar de hablar de la gran Marta Vieira da Silva. Sus sempiternas nominaciones y puestos altos son muy criticados, pero si bien es cierto que muchas veces no se ha merecido estar ahí, muchas otras sí que se lo ha ganado y se la ha «machacado» igual por ser quién es. El gran problema de la brasileña en los últimos años es que por edad (es una lucha perdida), parece que o bien no puede aguantar el punto de forma que la hace imparable mucho tiempo; o bien se dosifica para las grandes noches. ¿Estará nominada este año? Puede ser. Muchos defenderán que su eliminatoria contra el Barça (quizás el momento en el que tenía que brillar para el gran público) fue muy discreta, por no decir otra cosa. Otros proclamarán que el espectáculo que está dando en Orlando es un argumento suficientemente sólido.

Pero recordemos amigos, es un premio, o debería serlo, que recompensa toda una temporada. No momentos de ella.

De los votos «obligados», es decir por ser compañeras de equipo o selección, ya ni hablamos porque no merece la pena...

NUESTRAS NOMINADAS

Se me puede criticar por ser cascarrabias o crítico; pero creo que es justo decir que siempre soy valiente al apostar, y no hablar a posteriori; y que a la hora de analizar soy bastante imparcial (sé separar mis preferencias a la hora de dar mi opinión aséptica). Así que ahí van las 6 jugadoras que yo creo que se merecen más, por así decirlo, el «The Best». Yo no valoro sólo la Eurocopa, la Champions League o la competición nacional; tengo en cuenta todo.

Cito textualmente el Artículo 2 de las reglas de la FIFA para el «The Best»: «Art. 2. The Awards reward the best in each category, regardless of championship or nationality, for their
respective achievements during the period 20 November 2016 to 2 July 2017 inclusive for the men's awards and
from 20 November 2016 to 6 August 2017 inclusive for the women's awards».

Y el «curioso» Artículo 3: «The Awards are bestowed according to on-field performance and overall behaviour on and off the pitch».

*Las fechas me parecen injustas porque las ligas como la Damallsvenskan sueca o la NWSL norteamericana, ligas de verano, acabaron antes del 20 de noviembre la edición del 2016, y acabará la nueva temporada más tarde del 6 de agosto de 2017 (el año pasado era de noviembre 2015 a noviembre 2016). Es decir, sí entra dentro de estas fechas el final de liga, por ejemplo, de Alemania o Francia la temporada pasada; pero no el de Estados Unidos o Suecia, ya que sólo cuenta la primera parte de esta temporada. Un poco extraño, ¿no?

**La lista de 10 nominadas el año pasado se anunció el 3 de Noviembre (La última jornada de la liga sueca acabó el 5 de noviembre). Pero bueno, sólo Saki Kumagai estuvo nominada pese a no ir a los Juegos Olímpicos. No sé si me entendéis...

Como me parece un poco injusto porque por mucho que las fechas digan 5 noviembre de 2016, entiendo que las nominaciones estaban «preconcebidas» tras Río, valoraré un poquito el final de temporada pasada en Inglaterra, Suecia y Estados Unidos. Me parece justo ya que en las islas sólo hemos tenido Spring Series (y una de las copas) en el período de tiempo comprendido para esta edición, y porque no incluyen las fechas importantes de la Damallsvenskan y los playoffs de la NWSL de esta temporada.

¿Quién lo debería ganar?

Creo que cualquiera que siga el fútbol femenino internacional con asiduidad, y que no sólo viese la Eurocopa (aunque no es que precisamente pasara desapercibida), sabe quién debería (recalco el debería), hacerse con el galardón. Sólo hay una jugadora que haya rendido al máximo nivel ante las mejores, y encima en dos ligas diferentes, tanto a nivel de clubes como con su selección.

 

Pernille Harder (Dinamarca y VfL Wolfsburg)

 

No sé cuántas veces he dejado caer durante estos últimos meses que Pernille Harder era la mejor jugadora de Europa en la actualidad. Si había alguna duda de si su más que llamativo rendimiento, desde hace 2 años, tenía algo que ver con jugar en una venida a menos Damallsvenskan o que no habíamos visto a Dinamarca en un gran escenario; creo que han quedado solventadas. Acabó con la tiranía del Rosengard en Suecia, ha formado una dupla de auténtico lujo con Caroline Graham Hansen en el Wolfsburgo alemán y ha sido capaz de brillar en una Eurocopa donde el talento apenas ha aparecido. Y todo esto en menos de 1 año.

Ya sabíamos desde el verano pasado que quería probar en una liga extranjera para saber si podía competir con las mejores. La liga sueca se le estaba quedando muy pequeña. Y el dato de que los 7 equipos, a mi entender, más potentes del planeta le comunicasen al Linköpings su interés en ella, no hace más que indicar el nivel y alto rendimiento de la jugadora (Olympique de Lyon, PSG, Wolfsburgo, Bayern Múnich, Chelsea, Manchester City y Portland Thorns formalizaron su interés). Pernille Harder se marchó de su «segunda casa» con la Damallsvenskan bajo el brazo, el MVP de la competición, el premio a mejor delantera del fútbol sueco, además de ser la máxima goleadora de la liga (24 goles) y la segunda máxima asistente (10 asistencias // una menos que Jonna Andersson). Alemania esperaba.

Sin lugar a dudas la liga más complicada de Europa para destacar por el alto nivel de todos los equipos. Pero a la vez, un claro ejemplo de su intención de competir contra las mejores. Ya hemos visto como muchas estrellas o bien pasan sin pena ni gloria por Alemania, ya sea por la falta de adaptación tanto a lo la liga como al día a día en sí en el país centroeuropeo, o incluso abandonan la «aventura» a los pocos meses. Eso sí, si brillas con luz propia en la AFBL, puedes considerarte que has alcanzado la élite mundial. Por fin la apuntarían los grandes focos. Pero, ¿cómo respondió al nuevo reto?

Pues yo creo que superó con creces las expectativas de los escépticos y confirmó su valía a los que la ponían por las nubes. ¿Es casualidad que su fichaje coincidiese con la versión más divertida que hemos visto del Wolfsburgo en años? No. ¿Es casualidad que después de su fichaje viésemos la mejor versión de Caroline Graham Hansen? No, ella fue el detonante de este «nuevo VfL». Con su fichaje cambiaron de sistema y pulieron muchos detalles inconexos. Hansen tiraba ella sola del equipo, pero entraba muy poco en juego. Con la llegada de Harder vimos esa versión apabullante de la atacante noruega que encontró en la delantera/mediapunta danesa a la mejor compañera de «fechorías»  que podía tener. Popp, Wullaert y Dickenmann también se beneficiaron de su llegada. Incluso Ewa Pajor que gracias al nuevo estilo de juego por fin ha tenido su oportunidad.

Una Bundesliga bajo el brazo (6 goles y 6 asistencias) siendo la jugadora más determinante en el Wolfsburgo 2 – 0 Bayern; y una DFB-Pokal bajo el otro brazo siendo la mejor jugadora de la final anotando el doblete de las verdiblancas ante el Sand. En la Champions League fue la mejor jugadora del conjunto alemán ante el Lyon, llevando a Buchanan y a Renard al límite y provocando el penalti del 0-1 en el Parc OL. Habiendo jugado sólo los 2 partidos  contra el conjunto francés en UWCL, el jurado de la UEFA la nombró miembro del All-Star del torneo. ¡Imaginaros su eliminatoria!

Y si a nivel de clubes está acostumbrada a brillar en equipos dominantes; en la Eurocopa ha destacado por encima del resto de superestrellas jugando en una selección en la que le llegaban los balones con cuentagotas; lo que le da más mérito a todo lo que hace. Da igual el escenario, el tipo de fútbol que su equipo proponga o lo que se le pida que haga. Como capitana de Dinamarca y líder que es, se ha sabido echar el equipo a las espaldas y llevarlo en volandas, junto al tremendo trabajo de sus compañeras, hasta la final del campeonato de Europa donde marcó un golazo. Sabía que tenía que tirar del equipo y que debía marcar diferencias y hacer jugar a sus compañeras. Trabajo hercúleo quizás no del todo valorado para un público que a lo mejor valora más «chispazos» de talento más que un conjunto de cualidades de futbolista completa. Porque eso es Pernille Harder, una futbolista total (11 de gala del torneo).

Por cierto, que algunos puede que se os haya olvidado pero la danesa ha marcado el que es posiblemente el mejor gol de la temporada en el fútbol femenino (lo podéis ver en el tweet de abajo). Sí, aquel del control espectacular y cambio de pierna ante Australia en la Algarve Cup. Sí, aquel torneo donde acabó como máxima goleadora y su selección quedó tercera.

Lieke Martens (Países Bajos y Rosengard/Barcelona)

La extremo neerlandesa tiene todas las papeletas para hacerse con el galardón por lo anteriormente mencionado de la importancia tan grande que tiene el «torneo veraniego» de turno. Es que sinceramente, su actuación en la Eurocopa ha sido soberbia, rozando lo escandaloso en muchas ocasiones. De hecho, salvo contra Inglaterra, en todos los partidos ha brillado por encima del resto de compañeras (aunque Groenen ha sido más importante para el rendimiento global del equipo). ¿Merecería serlo? Es que sólo lleva 2 meses y medio brillando a este nivel...

 

Y ese es el principal motivo por el que yo creo que debería estar un escalón por debajo de Harder en las votaciones. Si valoramos la temporada pasada, donde Martens tuvo problemas físicos, la danesa sale ganadora de la contienda con claridad (recordemos que la neerlandesa sólo jugó un partido en el tramo final de la temporada pasada) y ni siquiera brilló en exceso.  Por contra sí que ha brillado y ha rendido a un gran nivel en las primeras jornadas de la nueva temporada parada en Suecia. Sin embargo, la que se ha llevado toda la atención ha sido Tabitha Chawinga. Incluso su actuación en la eliminatoria de Champions League ante el Barça no fue extremadamente brillante.

 

Es decir, ha realizado una Eurocopa sublime, pero Harder no ha estado tan lejos de su nivel. Y al final, en el global del año ha sido mejor la danesa. Pero ya sabemos que...

Pese a todo lo dicho, Martens tiene las de ganar por una concatenación de sucesos. Por mucho que el Lyon y Wolfsburgo sean los mejores equipo de fútbol femenino con mucha diferencia sobre el resto, la marca «Fútbol Club Barcelona» (no el femenino en sí), lo mediatiza todo. Han conseguido que las grandes luces la enfocasen a ella. Puede que la mayoría ni se hubiera fijado en ella antes, pero el fichar por el FCB, hace que la prensa y el público en general no lo engrandezca, pero si, magnifique todo lo que hace. La atención de los medios por fichar por el Barça unido a una superlativa Eurocopa enmascara todo lo anteriormente dicho. La prensa juega un papel muy importante. Y ya he visto algún que otro: «la mejor jugadora de Europa»...

Lieke Martens venía apuntando maneras y dando muestras de su buen estado de forma en las últimas jornadas de la Damallsvenskan. En la Eurocopa ha corroborado su potencial convirtiéndose en una realidad. Ya está en la élite. Pero reitero que ha brillado con fuerza en un periodo de tiempo muy determinado. Para mi no es suficiente. Pero se ha hablado mucho de ella estos últimos meses. El «bombo»...

Jackie Groenen (Países Bajos y 1.FFC Frankfurt)

Si hubiera un premio a la «jugadora más mejorada» del planeta, el premio no tendría color este año. Muchos de nosotros conocíamos su valía, pero no ha sido hasta esta temporada en la que ha dado ese salto definitivo que la convierte en una jugadora de élite. ¿Hablo de su Eurocopa? No, para nada. Su temporada global en el Frankfurt ha sido soberbia.

Si valoramos toda una temporada, probablemente sea la segunda jugadora europea que más merezca el premio. El club del Meno necesitaba una guía, un faro que alumbrara el camino en estos tiempos tan oscuros para el gigante alemán tras la salida de Dzsenifer Marozsán. Pues bien, la joven y siempre sonriente jugadora de origen belga, decidió ser la nueva líder del FFC. La talentosa Groenen se había convertido en una realidad. Tengo la sensación de que si la hubieran rodeado un poco mejor podrían haber peleado por meterse en UWCL.

En la Eurocopa brilló con luz propia, siendo para mí, más importante que Martens para el éxito de la selección neerlandesa. Ayudas a Sherida Spitse para no perder el equilibrio del equipo, presión alta para favorecer los errores del rival, hacer jugar a sus compañeras y llegar al ataque sin complejos. El reflejo de esta polivalente y excitante selección tulipán. El corazón y el motor de la Oranje.

Parece ser que Aulas va incorporar a la poderosa lateral diestra, la mejor del mundo en mi opinión, a su conjunto galáctico. Y que el divertido presidente del Lyon «tire la casa por la ventana» por una jugadora (parece que podría entrar alguna futbolista del OL en el traspaso), no es más que el reflejo de lo importante y determinante que es la jugadora de origen portugués en el fútbol femenino actual.

Es muy difícil que una defensora aparezca entre las mejores de la temporada, pero es que el redimiento de la todavía jugadora del Manchester City ha sido y es un escándalo. Escribía hace  unos días que pocas jugadoras de banda están capacitadas para dominar el juego desde ahí. Correcaminos incansable, fue pieza clave del doblete del conjunto citizen la pasada temporada. Y en esta, fue la autora del primer gol de la final de la FA Women's Cup Final. Determinante en su área, y en la del rival.

La versión de Lucy Bronze que hemos visto en la Eurocopa ha sido portentosa. Pude ver in situ el España – Inglaterra en Breda y la sensación que transmitía de suficiencia y poderío era francamente llamativa. Si bien es cierto que estuvo un poco revolucionada ante los Países Bajos, también lo es que fue la única lateral que pudo parar a Martens. Es que de hecho, no sufrió en todo el torneo. Va sobrada.

Sam Kerr (Australia y Sky Blue)

¿Es Sam Kerr la delantera más en forma del planeta? Sin lugar a dudas. ¿Ha sido la mejor delantera de la temporada? Yo también apostaría por ella. La verdad es que sus actuaciones han amenizado bastante estas calurosas noches de verano. El carácter y la rabia/ganas con las que juega son adictivas.

Su temporada en la NWSL está siendo brillante habiendo llamado la atención de muchos por su hat-trick en 9 minutos ante Kansas City o su chilena ante Orlando Pride. Como decíamos con Martens, una concatenación de momentos brillantes en un período de tiempo bastante corto. Aunque la matilda lleva toda la temporada dando recitales al otro lado del Atlántico (sus pasados Juegos Olímpicos fueron brillantes). MVP del mes en mayo y junio y un excepcional Tournament of Nations donde fue la máxima goleadora y campeona del mismo con esta selección super atractiva de Australia.

Quizás no está a la altura del año o la temporada de Pernille Harder y la disputa de la Eurocopa, evidentemente, sabemos que eclipsará sus logros estos últimos meses. Pero lo que está claro es que si no está en la lista de nominadas sería otro momento inexplicable de este «prestigioso» galardón.

Dzsenifer Marozsán (Alemania y Olympique de Lyon)

Creo que es difícilmente discutible no admitir que Dzsenifer Marozsán es la mejor jugadora del mundo. Otra cosa es que actúe como tal durante toda la temporada. Y si bien es cierto que yo creo que es la jugadora con más calidad del planeta con diferencia, también lo es que  crea que en algunas ocasiones que desaparece. Sí, ella no ha tenido la culpa de los problemas defensivos de Alemania. Pero como siempre, le ha faltado liderazgo y, sobre todo, carácter para sacar al equipo adelante. Porque si hubiera sacado el «tarro de las esencias», hubieran ganado sobradas. No la estoy culpando de la eliminación, pero como muchos fans de la selección alemana, siempre se espera más de ella. Al fin y al cabo, a una se la exige por el potencial que tiene. ¿Listón muy alto?

Todos pensábamos que se iba a llevar el «The Best» este año. Campeona del triplete con el Lyon, nombrada mejor jugadora de Francia por la asociación de futbolistas y mejor jugadora de Alemania por la revista kicker. Siendo la mujer con más talento futbolístico del planeta, en un año en el que parecía haber madurado hasta convertirse en una líder y estando en la selección favorita al título... Blanco y en botella, ¿no?

Pues ni ha ganado la Eurocopa, ni está tan claro que se lleve el «The Best» y le han caído críticas en Alemania. Algunos cuestionan si el Lyon ganaría igual estando ella o no. Otros dicen que se ha ido a una liga menos competitiva. Hasta cierto punto son comentarios realistas, pero también dichos a posteriori.

Sinceramente, yo creo que la evolución de Marozsán en cuanto a carácter y liderazgo es muy positiva. Pero no puedo negar que ha vuelto a cometer los viejos errores del pasado (no tomar la responsabilidad cuando debería hacerlo).

Una temporada excelente fuera de su «círculo» de comodidad en Frankfurt difuminado de forma llamativa con un fracaso histórico de su selección. Si hubiera llegado a la final no hubiéramos tenido dudas de dónde habría ido a parar el premio.

 

¿Quién debería llevarse el polémico "The Best"?
Comentarios