Marina Nohález: “El fútbol femenino es más técnico”

La capitana del Levante reclama que se acabe con el machismo en su ámbito deportivo

Marina Nohález: “El fútbol femenino es más técnico”

- Compagina el trabajo en el bar familiar con el deporte. ¿Es fácil llevar los dos tareas?

En mi caso es sencillo. Tengo muchas facilidades de horarios al ser un negocio de la familia. Si los entrenamientos me coinciden con el bar, es la familia la que se acopla. Cuando estamos en la Copa de la Reina, desaparezco cuatro días y luego los recupero cuando puedo. Es la ventaja de trabajar para la familia.

- ¿Cómo es la semana habitual de la capitana del Levante?

Juegue en casa o fuera, de lunes a viernes es igual. Entro por la mañana al bar, a las doce paro para descansar y por la tarde voy a entrenarme. El fin de semana, dependiendo de cuándo juegue y la hora, estoy más o menos en el bar.

– Este año caen Navidad y Año Nuevo en sábado, por lo que no hay partidos en mitad de las Navidades. Habrá que aprovecharlo.

Ha sido una gran suerte. Por ejemplo en Fallas es mucho peor porque jugamos fuera, en el bar habrá más trabajo y encima no se podrá descansar.

– ¿Qué es lo que más le apetece hacer en estas fechas?

Lo primero, descansar, que es muy importante, y desde luego estar con la familia y disfrutar de ella. Procuro aprovechar al máximo para pasar mucho tiempo con ella porque el fútbol no me lo permite. Yo tengo la suerte de estar en Valencia con ella, pero hay compañeras de equipo que la tienen lejos y las Navidades son una ocasión única para compartir con la familia.

– ¿Qué regalo ha pedido para estas navidades?

Lo que pido todo el año. Deportivamente, que las lesiones me respeten para poder seguir en lo más alto. Es lo que se dice, el día de Navidad es el día de la salud porque todo el mundo la pide.

– Otra cosa que se dice es que el fútbol es para hombres. ¿La frase continúa vigente en la sociedad valenciana?

Todavía se va muy lento, pero como en otros aspectos de la vida, la mujer se está abriendo camino porque tiene todo el derecho. Todos tenemos derecho a trabajar y hay que romper con la idea de que fútbol es igual a hombre, pero no sólo con el fútbol sino con todos los deportes. Hace tiempo podría extrañar una mujer albañil o ministra, pero hoy es normal. A nadie le extraña.

– ¿El mundo del fútbol sigue siendo un núcleo de machismo?

Sí, hay mucho machista. Hay gente que nos dice que la mujer puede jugar pero que no es lo mismo, que el fútbol es de hombres y siempre será de hombres. Lo veo absurdo.

– ¿Qué le parece el intento de Maribel Domínguez de jugar en la liga mexicana, una competición en la que sólo juegan hombres?

No conozco el tema, pero creo que no se debe mezclar. Es el mismo deporte, pero no se pueden comparar físicamente ambos sexos. Las competiciones deben ser diferentes.

– ¿Qué diferencias hay entre el fútbol masculino y el femenino?

El fútbol femenino es más técnico y, por contra, el masculino es mucho más físico. La técnica de la mujer y su capacidad de sacrificio son mucho mayores que las de un hombre.

– ¿El Levante trata a su equipo femenino con la justicia que se merece?

No quiero hablar mucho del club. Somos un equipo femenino y tenemos instalaciones y apoyo, por lo que no nos podemos quejar de nada. Tampoco nos podemos comparar con el masculino, pero no tengo ninguna queja. Estamos muy bien.

– Pertenecer a un club como el Levante, que tiene equipo en Primera, ¿ayuda a que estén más cuidadas?

Es una gran beneficio estar en un club grande como el Levante. Todos son beneficios y te puedes dedicar sólo a jugar. Otros clubes lo pasan muy mal para mantenerse. Yo he estado en este tipo de equipos antes de llegar al Levante y estaba pendiente de gestiones, de fichas y demás.

– Ganaría mucho el fútbol femenino si todos los clubes grandes apostaran por la mujeres.

No cabe ninguna duda. Cuando nos visita el FC Barcelona es muy importante porque sólo ellas ya hacen que venga mucha gente y la posibilidad de que repitan en otros partidos. Alabo a los equipos que no tienen las ventajas de las que disponemos nosotras porque lo tienen mucho más complicado simplemente para mantener la categoría.

– ¿Les tienen envidia los equipos pequeños?

Sobre todo porque no saben cómo ganar a los equipos grandes como el Levante. Nosotras tenemos la suerte de que nuestro trabajo es sólo jugar y en los demás equipos lo tienen más complicado.

– Acaba un año muy especial para el levantinismo por el ascenso de los chicos a Primera División. ¿Qué recuerda de aquella fecha?

Estábamos disputando la Copa de la Reina. El ascenso fue un sábado y jugamos la final el domingo. Estábamos más pendientes del masculino que del partido que nos esperaba. Fue inolvidable. Durante la semana todos los actos fueron maravillosos.

Marina Nohález: “El fútbol femenino es más técnico”
Comentarios