Ramón Trapero: «Esperaba más de L´Estartit»

«Para Asturias, dos equipos en Superliga era algo impensable» confiesa el entrenador del recién ascendido Gijón F.F.

Ramón Trapero: «Esperaba más de L´Estartit»

El Gijón F.F. ha visto ratificada su magnífica temporada con la consecución del ascenso a Superliga, pero además lo ha hecho contra pronóstico y ganando sus dos partidos. La experiencia de haber participado anteriormente en dos fases de ascenso, unida a la humildad con la que han encarado la liguilla, han sido determinantes para conseguirlo, aunque la auténtica llave del éxito hay que buscarla en la gran calidad de esta plantilla y en la labor desarrollada por su entrenador, Ramón Trapero. Con más tranquilidad después de las celebraciones y las llamadas telefónicas de felicitación, Ramón hace un análisis para futfem.com de lo que ha sido la fase de ascenso y de los objetivos de su equipo para la próxima temporada.

- A pesar de no contar en los pronósticos para el ascenso, el Gijón F.F. ha ganado sus dos partidos. ¿Cómo has visto la liguilla de ascenso?

Sabíamos que no contábamos en las quinielas, pero teníamos ilusión y queríamos intentarlo. Ha sido una liguilla bastante igualada. Yo creo que el Corderex vino un poco desmotivado a Gijón después de haber perdido el primer partido. Ellas sabían que en una fase de ascenso el que comete un fallo prácticamente queda apeado de la competición. A L´Estartit le conocíamos un poco, porque habíamos ido a verle a Mérida, y fuimos con el convencimiento de que había que ir a ganar a pesar de que nos valía el empate, porque si vas a un partido pensando en empatar, normalmente lo pierdes. Decidimos echar el resto en la primera parte para ponernos por delante en el marcador y nos salió bien.

- ¿Alguno de los dos rivales te ha parecido más débil de lo esperado?

Yo quizás esperaba más de L´Estartit porque en la primera parte no hicieron prácticamente nada. La verdad es que había muchísima gente animando y el ambiente era muy bueno, pero tal vez por eso mismo, salieron como nerviosas, presionadas... Les teníamos mucho respeto porque sabíamos que no habían perdido ningún partido en casa esta temporada, pero hasta el minuto 25 de la segunda parte, cuando íbamos ya 0-2, no nos empezaron a achuchar de verdad. A partir de ahí, entraron en la lógica precipitación que se da cuando vas perdiendo por dos goles, y se dedicaron a bombear balones, que es un juego que nos favorece al tener tres jugadoras en defensa que van muy bien de cabeza. Yo creo que a L´Estartit le pudo la presión y no estuvieron a su nivel habitual.

- Antes de la liguilla de ascenso declaraste que el Gijón F.F. era la cenicienta del grupo. ¿Realmente os veíais así o era una táctica para que se confiaran vuestros rivales?

Nosotros llevamos ya tres temporadas seguidas participando en la fase de ascenso y sabíamos positivamente que no se puede encarar estos partidos presumiendo de gran equipo porque lo único que se consigue es motivar más al equipo contrario. Lo mejor es ir sin meter ruido, estudiar a los rivales y trabajar bien los partidos.

- En las dos temporadas anteriores os quedasteis con la miel en los labios después de haber participado en la liguilla de ascenso. En base a esta experiencia, ¿qué les dirías a tus rivales que se han quedado esta vez sin el premio del ascenso?

Que tienen que seguir trabajando. Yo creo que lo importante es no desmotivarse, seguir trabajando y mantener la misma dinámica de grupo que supongo que habrán mantenido durante toda la temporada, porque si han quedado campeonas será porque tienen un buen nivel dentro de su grupo. Lo más importante es seguir trabajando y no bajar los brazos nunca.

- De cara a la próxima temporada, ¿tenéis pensado ya algún fichaje para reforzar el equipo?

Intentaremos retocar un poco el equipo. Es posible que venga alguna jugadora de equipos como la Escuela del Mareo, que está en Nacional, o alguna del Oviedo Moderno que no esté jugando... pero todas de equipos cercanos. No vamos a buscar fuera de Asturias.

- ¿Cuál va a ser el mayor obstáculo para adaptaros a la máxima categoría?

Yo creo que el ritmo del balón, que en Superliga es mucho más rápido. Lo equipos están más trabajados a nivel táctico y físico. Lógicamente vamos a tener que aumentar las jornadas de entrenamiento, porque hasta ahora sólo entrenábamos tres días a la semana.

- Jugando a ser adivinos, ¿en qué puesto va a quedar el Gijón el año que viene?

Yo me conformaría con quedar el último por delante de los que descienden. El objetivo es mantenerse, y si quedamos un puesto por encima de los que descienden, lo celebraríamos igual que ahora. Para Asturias, que sólo tiene 300 licencias de jugadoras, dos equipos en Superliga es algo que parecía impensable.

Ramón Trapero: «Esperaba más de L´Estartit»
Comentarios