Fabiana y Raquel: La liga baila a ritmo de samba

Juegan en el Futsi Navalcarnero y marcan las diferencias

Fabiana y Raquel: La liga baila a ritmo de samba

En 1980 llegó a España el primer jugador brasileño de fútbol sala. Se llamaba Denis y lo fichó el Egasa Chaston de A Coruña. Veinticinco años después, España es bicampeona del mundo y campeona de Europa gracias a la riqueza aportada por los cientos de brasileños que han pasado por su competición. Ahora, el fútbol sala femenino ha imitado al masculino y ha abierto la puerta a las jugadoras brasileñas. "Su nivel es superior al de las españolas. Son de las que ganan partidos", sentencia Félix Aranda, ex seleccionador de España masculino, que desempeña el cargo de Director Técnico del Futsi Navalcarnero, club de Honor que domina la clasificación por primera vez en su historia y está invicto.

Futsi fichó a Fabiana Ribeiro la campaña pasada y en esta a Raquel de Sousa. Fabiana es la primera brasileña llegada al fútbol sala femenino español.

Tímidas aunque la samba se refleja en sus amplias sonrisas, reconocen sin tapujos que se decidieron venir a España "por el dinero, aunque cobramos por trabajar en la piscina del Patronato de Navalcarnero. Aquí hay más oportunidades y se vive mejor. Además, aquí el deporte tiene más futuro; su organización es mucho mejor y existe más competitividad que en la Liga brasileña, que funciona muy mal".

Ambas son internacionales con Brasil tanto en fútbol, como en fútbol sala, y Fabiana llegó directa de Estados Unidos, donde jugó en la Liga de fútbol femenina con el Bay State de Boston. "He cambiado Boston por Navalcarnero -sonríe-. Ha sido una experiencia muy bonita, pero no me arrepiento de haber venido", dice con timidez en un español confuso mezclado con el dulce acento portugués. Fabiana, que se desenvuelve en un castellano más fluido, agrega: "Aquí ganamos poco, pero en Brasil el presente es más jodido, aunque echamos de menos la comida y sobre todo la samba... y eso allí los fines de semana es sagrado. Eso sí, de aquí nos gustan los toros".

Fabiana y Raquel coincidieron en un equipo en Brasil, tanto en fútbol como en fútbol sala, y recuerdan que "aprendimos en la calle, cada una en nuestra ciudad, como todo el mundo. Llevamos el fútbol en la sangre, nos apasiona. Esperamos estar muchos años jugando aquí y quién sabe si al final nos afincaremos en España".

Raquel "Duele dejar Brasil"

"He dejado a nueve hermanos en Brasil, me duele, pero me gusta jugar al fútbol" dice Raquel de Sousa, que ha sido semifinalista en los Juegos de Atenas y disputó el último Mundial con la selección brasileña de fútbol femenino. También procede del Sabesp de Sao Paulo de fútbol sala, y posee los mismos títulos en su palmarés que Fabiana al compartir vestuario. En fútbol 11 ha jugado en el Santos, el Sao Paulo y el Internacional.

Fabiana: "Una decisión difícil"

"Perdí a mi madre dos meses antes de venir aquí. Fue una decisión difícil, pero no tenía nada que perder. Ahora más que nunca quiero rehacer mi vida en España, aunque tengo cinco hermanos en Sao Paulo", dice Fabiana Ribeiro, que procede del Sabesp de fútbol sala, aunque ha jugado en el Vasco de Gama, Palmeiras, Sao Paulo y Portuguesa de fútbol. Es internacional de fútbol y fútbol sala, y posee un gran palmarés con cinco títulos de Liga brasileña de sala.

Fabiana y Raquel: La liga baila a ritmo de samba
Comentarios