La liga ya es profesional ¿y ahora qué?

El Real Madrid y el Barcelona vuelven a medirse.
El Real Madrid y el Barcelona vuelven a medirse.

Ya es una realidad. LA LPFF, Liga Profesional de Fútbol Femenino, ya es oficial tras la firma de los estatutos en la Comisión Directiva del CSD, pero el camino al fútbol profesional no está completo...

La liga ya es profesional ¿y ahora qué?

El lunes 14 de marzo es un día histórico para el fútbol femenino español. La Comisión Directiva del CSD firmó los estatutos que tantos meses han tardado en acordarse y con esa firma empieza el proceso de constitución de la Liga Profesional. Como tal, la competición será organizada en todos los sentidas por la propia Liga, eso sí, llegando a acuerdos con la RFEF en calendarios, arbitraje... vaya como la LFP, con autonomía casi plena. Eso sí, los primeros años estará bajo el paraguas de la CSD que ayudará y supervisará el trabajo de la la LPFF, además de aportar 31 millones en los próximos tres años.

El primer paso es elegir un presidente/a que llegará con una Junta Directiva. De momento no se ha anunciado cuándo serán las elecciones, lo que sí se sabe es que al nuevo presidente/a lo elegirán los propios clubes. Hasta ahora ya se han presentado dos candidaturas: 'Unidas por el fútbol', proyecto liderado por Dolores Martelli y Ainhoa Tirapu y la de María Teixidor y Reyes Bellver cuyo lema es 'Es el momento. Compromiso y ambición'. Ambas lideradas por mujeres que, aunque no es un requsito, sí es el deseo del CSD como ya dejó claro Franco tras la firma. Una vez se decida la fecha de las elecciones habrá un tiempo para la campaña en la que no hay límite de candidaturas y suenan más nombres.

Una vez se haya constituido la nueva Junta Directiva y la presidencia, tendrán que empezar las negociaciones. Hay que cerrar un Convenio de coordinación con la RFEF para acordar temas de arbitrajes y calendario sobre todo, pero también número de participantes, ascensos y descensos, extracomunitarias... temas que habrá que cerrar para poder poner en marcha la competición del próximo curso porque la intención es que la nueva LPFF se empiece a jugar ya la próxima temporada.

A todo este trabajo hay que sumar la búsqueda de patrocinadores para la competición (hasta ahora es Iberdrola el patrocinador principal, pero esto podría cambiar), la venta centralizada de los derechos televisivos, uno de los puntos más polémicos de los estatutos, lo protocolos pre y post partido... muchos detalles que hay que trabajar y cerrar lo antes posible.

Por último, la patronal tendrá que negociar con los sindicatos un nuevo Convenio Colectivo que también tendrá sus puntos calientes. Además del salario mínimo, cotizaciones, derechos mínimos como el de embarazo, bajas definitivas, la polémica cláusula de compensación que las jugadoras quieren quitar... Una condiciones mínimas que las jugadoras deben tener y que habrá que renegociar después del histórico primer convenio colecctivo de la historia del fútbol femenino.

Mucho trabajo por delante y pocos meses para llevarlo a cabo. La demora en la firma de los estatutos obliga a la nueva LPFF a trabajar contrarreloj para que el próximo mes de agosto/septiembre se estrene la nueva competición ya profesional con todos los puntos imprescindibles cerrados.

La liga ya es profesional ¿y ahora qué?
Comentarios