Primera: Indignación en el fútbol femenino por el minuto de silencio que no se concedió

En el encuentro de la jornada 23 de la Liga Iberdrola entre Fundación Albacete y Rayo Vallecano estaba previsto un homenaje a Nayara Domínguez

Primera: Indignación en el fútbol femenino por el minuto de silencio que no se concedió

El encuentro de la jornada 23 de la Liga Iberdrola entre Fundación Albacete y Rayo Vallecano disputado en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta estaba previsto como homenaje a Nayara Domínguez, prima de la jugadora del Rayo Laura Domínguez y apreciada por todo el rayismo. Se empeñó la colegiada Inmaculada Prieto en serlo ella misma.

La árbitra, del colegio andaluz, no dio luz verde al minuto de silencio. Para que un minuto de silencio se lleve a cabo debe haber notificación al CTA (colegio de árbitros) y acuerdo entre ambos clubes. El acuerdo existía pero parecía que la árbitra no debía estar deacuerdo porque los equipos habían salido tarde a jugar. Si lo respetó en Segunda División Luis Mario Milla, perteneciente al mismo colegio de árbitros.

Los medios de comunicación, olvidando lo que significaba ese minuto de silencio, ha focalizado en la "irrespetuosa" colegiada del encuentro.

Como la decisión estaba tomada por la árbitra de que no se realizaría, tanto Fundación como Rayo Vallecano han acordado realizarlo. Era Natalia Pablos la que ponía en juego el balón y ambos equipos se reunían en el círculo central. No es habitual, pero tampoco ilegal. Con el balón en juego ambos equipos tienen su derecho a mirarse a los ojos. La inexperiencia de los arbitrajes está quedando patente. Este tipo de protestas, quede claro que esto no era una protesta si no un homenaje, fueron habituales en el fútbol masculino durante 2008 por impagos. El Leganés se arrodilló durante un minuto de juego con el beneplácito del Atlético de Madrid B, que tocó el balón en zona noble hasta que los aplausos rompieron la huelga. No fueron los únicos el Castellón se sentó durante el encuentro ante el Benidorm con el mismo resultado. El afán del árbitro, en todos los encuentros, es no perder el balón de vista que está en juego, actuación que olvidó la árbitra del partido. La árbitra no dudó en olvidarse del balón y dirigirse al banquillo.

Cuenta Natalia Pablos para nuestro compañero David Menayo en Marca "En el día de hoy pocos que tengan algo de relación con el fútbol femenino sabía que hay una estrella más en el cielo desde esta semana. Una vez ambos equipos nos disponíamos a guardar su respetado minuto de silencio, la colegiada decide que no alegando que habíamos salido tarde. En ese instante el Albacete nos permite realizarlo poniendo el balón en juego y quedándose ambos equipos parados. En ese momento la colegiada ha empezado a decir que si la estábamos tomando el pelo y que no iba a permitir el minuto de silencio. Sólo hemos pedido que respetar el minuto a lo cual ha respondido con un pitido para finalizar el parón y corriendo hacia nuestra delegada diciéndole que lo anotaría en el acta", cuenta Natalia.

Las denuncias en los perfiles de redes sociales de jugadoras del Rayo y Fundación Albacete han ido apareciendo durante toda la tarde. El homenaje a Nayara se dió por concluido con el Estadio de Vallecas guardando su merecido minuto de silencio al que nos unimos desde esta web.

Primera: Indignación en el fútbol femenino por el minuto de silencio que no se concedió
Comentarios