Actualizado 17/06/2020 20:14

Eba Ferreira: «Quiero ser la misma y estoy segura de que voy a lograrlo»

La jugadora del Athletic reapareció 16 meses después de su grave lesión

MD (Bizkaia) | 22/02/2006 - 02:23h.

Después de 16 meses fuera de circulación y dos operaciones debido a una grave lesión de rodilla, Eba Ferreira regresó a la competición oficial hace tres jornadas. Fueron apenas un par de minutos en Lasesarre ante el Estudiantes. Algo simbólico. Una situación en la que sintió alegría y a la vez incomodidad por el corto espacio de tiempo sobre el terreno de juego. En Gijón y ante el Transportes Alcaine ha podido disfrutar de un par de medias horas y ha logrado marcar su primer gol. La delantera trabaja duro porque tiene una meta, volver a ser la misma. La goleadora destacada en las dos primeras Superligas conquistadas. Y está segura de conseguirlo.

Eba, que cumplirá 33 años en julio, está viviendo con emoción esta especie de redebut. "La verdad es que tengo mucha ilusión. El primer partido no me gustó, no estoy acostumbrada a jugar tan poco tiempo. Después en Gijón ya estuvo mejor, lo mismo que el pasado domingo. Parece que fue ayer, pero han sido 16 meses", explicó a MD.

Portería chiquitina

La delantera detalló las sensaciones que tuvo al reencontrarse con un compañero de viaje habitual, el gol. "Hacía tanto tiempo que no estaba delante de la portera... La vi encima, que no tenía hueco. la portería se me hizo chiquitina, chiquitina. Me tengo que acostumbrar otra vez, recuperar velocidad y físico", indicó.

Y es que no se conforma con volver. Pretende rescatar a la jugadora que brilló en las dos primeras campañas como rojiblanca. "Quiero volver a ser la misma y estoy segura de que voy a ser la misma. Para eso estoy trabajando en Lezama y también fuera en un gimnasio", razonó.

Lo más duro en este tiempo en boxes ha sido "la rehabilitación". "Te sientes sola en muchos momentos, se hace bastante duro. No viajas con el equipo... Y en algunas ocasiones podía haberlo hecho, pero no quería, no podía verlas jugar. Era mejor no verlas", confiesa. En el capítulo de agradecimientos integra a su entorno más cercano y también a los médicos del club: Padilla, Angulo, Santiesteban y Gontzal. Con ellos descargaba sus dudas sobre la recuperación. "A veces les hacía hasta cuatro veces la misma pregunta y ellos me tranquilizaban dándome detalles", recordó.

La convulsión en la sección femenina del pasado verano le pilló fuera del equipo, pero no de la dinámica de grupo. Dice que lo ha vivido "mal", igual que sus compañeras "porque se han visto muchas cosas". De todos modos, aboga por "olvidarlo". Lo que no quieren dejar en un segundo plano es la ambición. "Estamos mejorando mucho, sabemos que ya no ganamos la Liga porque al principio estuvimos muy confundidas. Pero queremos quedar lo más arriba posible y nos estamos preparando para ir a por la Copa fijo", señaló.

Comentarios