Mediapro dispuesto a no emitir. Solo un acuerdo de todas las partes salvará el panorama audiovisual

Mediapro ha dicho basta, no emitirá partidos que otros lo hacen gratis · La RFEF mediante el programa Élite tiene adquiridos los derechos parcialmente de tres clubes · Real Madrid y Barcelona emitirán sus propios partidos · Éstos los emitirá Teledeporte y el resto pertenecen a la ACFF que tienen firmados con Mediapro cuya emisión, de momento, se encuentra congelada · La clave para acercar posturas puede estar en el CSD e Irene Lozano

Irene Lozano durante el RM-FCB
Irene Lozano durante el RM-FCB / Foto @FCBFemeni
@LaluRAlbarran | Madrid | 04/10/2020 - 20:53h.

La emisión de partidos de la Primera Iberdrola 2020-2021 está en el aire. Hay necesidad de que todas las partes acerquen sus posturas para emitir partidos de Primera Iberdrola. El Real Madrid y el Barcelona han anunciado que sus partidos van a ser emitidos en sus canales propios por lo que el compromiso de Mediapro queda en el aire viendo como otros medios van a dar gratuitamente partidos donde se ven involucrados equipos con los que tienen contrato en vigor.

La situación actual

Serán tres los clubes que tendrían sus derechos televisivos con la RFEF, siendo Athletic, Madrid CFF y Santa Teresa de forma directa y Real Madrid y Barcelona de forma parcial, ya que emitirán sus partidos en sus canales propios. Los otros 13 conforman la firma de explotación de derechos  cedidos a Mediapro por una cuantía total de nueve millones de euros por tres temporadas de explotación audiovisual. Aquel acuerdo fue ratificado por 14 clubes a excepción de los otros dos, Athletic y Barcelona, no adscritos a la ACFF. Tanto el FC Barcelona como el Athletic no forman parte del acuerdo y la pretensión era vender sus derechos de retransmisión de forma individual (donde tiene mucho que ver la intervención de televisiones autonómicas o propias de los mismos clubes).

 

 

Mediapro, desbloqueante de la firma del convenio colectivo

En otro punto fuerte de la apuesta de Mediapro por el fútbol femenino estuvo en el incremento económico para que los clubes pudieran hacer frente a los salarios dispuestos en el convenio. Una suma de 100.000€ a cada club (excepto Barça, Real Madrid, Athletic, que no están en la Asociación, el Sevilla que ha negociado aparte y el Madrid CFF que no participa en esta venta) para poder hacer frente a los 16.000 euros brutos de salario bruto por cada jugadora contratadas a tiempo completo, que se acordó con los sindicatos el pasado mes de diciembre.

La posición de la RFEF y el plan élite

La Federación quiso aportar su granito de arena argumentando que también ayudarían a los clubes a hacer frente a los pagos. Para ello presentaron a los clubes tres tipos de abono económico.  El abono del plan élite contemplaba la cuantía de 500.000€ por cada club adscrito que cambió a 600.000 euros anuales en el caso de la Primera Iberdrola, y de 100.000 a 120.000 en el caso de Reto Iberdrola. En materia audiovisual contemplaba "la de compartir derechos, la de cederlos íntegramente para comercialización conjunta, o la de no ceder ningún derecho audiovisual". Los clubes optaron, por el vínculo inicial que les unía, por adherirse al plan de Mediapro.

Mediapro dispuesto a no emitir. Solo un acuerdo de todas las partes salvará el panorama audiovisual

Actualmente Mediapro demandó a Barcelona y Tacón (actual Real Madrid) por usar la imagen de sus equipos sin su autorización en base al Real Decreto 5/2015 de derechos audiovisuales. Real Madrid y Barcelona emiten como locales amparándose en el llamado derecho de arena (teoría jurídica que permite retransmitir sin consentimiento), mientras que Mediapro y los clubes ACFF defienden la necesidad de contar con su autorización si alguien quiere retransmitirles. Esta teoría es la que se confirma en el RD 5/2015 de venta centralizada de televisión, que confirma el modelo reconocido y aceptado en el fútbol, que es la necesidad de obtener el consentimiento del equipo rival: "Reconociéndose así la titularidad  del derecho a la retransmisión de cada encuentro de la competición como al club local, si bien debiendo contar con el consentimiento del club visitante".

En estos días, cuando Mediapro decide no emitir hasta que no haya un acuerdo y no se den los partidos ilegalmente por el mal entendido derecho de arena, ha presentado una propuesta a la RFEF y está esperando respuesta.

La devaluación del producto. Si algunos lo dan gratis, ¿por qué paga Mediapro unos derechos?

Esta es la cuestión a resolver. Cuando un producto es capaz de darse gratis el producto se devalúa, por lo que para un mercado bursátil pierde valor. Ahí entra la valoración de un medio que ha hecho un esfuerzo titánico para sacarlo adelante. El camino, que es incomprensible de trazar, pasa porque ambas partes se unan.

La producción de cada partido supera los miles de euros así como el contrato, por lo que podría estar en riesgo a día de hoy.

El CSD e Irene Lozano, de nuevo, la pieza clave

Como ya ocurrió en la firma del convenio sólo sentados en la misma mesa podremos tener la solución. De una historia de desencuentros ya con antecedentes históricos, la única persona capaz de desbloquear esta situación es la presidenta del CSD, Irene Lozano, que ya ha prometido que la liga va a profesionalizarse, es decir, ser profesional, que no profesionalizada. El compromiso de Irene Lozano con el deporte femenino es real, tan real como su mano en la firma del convenio colectivo. Ahora se enfrenta a una nueva afronta difícil de superar. Derechos, televisión y el futuro del fútbol femenino, de nuevo, bajo su amparo, siendo el organismo capaz de sentar a todas las partes en la mesa a negociar.

publicidad
publicidad