Cuarenta años derrochando buen fútbol y humanidad

Lali y Conchi cumplieron años el pasado 12 de febrero

Cuarenta años derrochando buen fútbol y humanidad

Son un caso extraordinario en el mundo de fútbol. Conchi y Lali, las hermanas mellizas del Club de Fútbol Puebla, cumplieron el pasado 12 de febrero cuarenta años y, jornada a jornada, siguen con tantas ganas e ilusión como cuando daban sus primeras patadas a un balón en Olivenza, el pueblo pacense que las vio nacer allá por 1966.

Como si de Fausto y su famoso pacto con el diablo se tratase, el tiempo parece que no pasa por las piernas de estas dos hermanas, un caso de longevidad deportiva poco frecuente ya que están compitiendo al máximo nivel futbolítico a una edad en la que algunos jugadores profesionales ya hasta se les ha olvidado el homenaje que les fue rendido tras colgar las botas.

Aunque en el partido contra el Transportes Alcaine del pasado día 12 rindieron al gran nivel al que acostumbran no pudieron celebrarlo con una victoria como les hubiera gustado. Eso sí, ambas fueron partícipes de los dos goles poblanchinos en dicho encuentro con Lali iniciando una jugada de gol y dando una asistencia que Conchi transformó en su 14º gol de esta temporada.

La recompensa y el regalo de cumpleaños les vino siete días después ante un viejo rival en la pelea por títulos tanto de Liga como de Copa como es el Levante. Al contrario que en Zargoza, en Puebla de la Calzada y ante su afición las hermanas invirtieron los papeles y fueron las protagonistas del gol local con Conchi iniciando la jugada y Lali remachando el tanto, que dedicó al entrenador Antonio Contreras.

Ya no acostumbran a hacer las volteretas para festejar los goles como antaño, pero siguen siendo todo un ejemplo de entrega y deportividad cada domingo. La única espina que estas magníficas jugadoras y mejores personas tienen clavada es no haber podido vestir la camiseta de la selección española. Ambas reúnen sobradas condiciones para haber sido convocadas en alguna ocasión, pero por motivos que sólo el seleccionador Ignacio Quereda conoce, ese sueño no ha podido verse cumplido.

El fútbol español está en deuda con Lali y Conchi, aunque siempre les quedará el reconocimiento y la admiración que los espectadores profesan a estas dos jugadoras allá donde juegan.

Cuarenta años derrochando buen fútbol y humanidad
Comentarios