Grupo I: Continúa la lucha encarnizada por la permanencia

Primera derrota de la Real Sociedad, que sigue manteniendo una renta considerable

Grupo I: Continúa la lucha encarnizada por la permanencia

Casi de anecdótica podría calificarse la primera derrota de la Real Sociedad en una liga cuyo título dejó prácticamente sentenciado la anterior jornada con su triunfo ante el Añorga. El equipo donostiarra, tal vez confiado, perdió por 3-2 en Irún ante el Mariño, que se está jugando la permanencia junto con otros cinco equipos. El Añorga, que goleó al colista Corella (10-0), volvió a colocarse a cuatro puntos de las de Zubieta pero tiene un encuentro más.

La lucha por no descender está apretadísima y nuevamente volvió a haber movimientos por la cola. El mayor beneficiado, aparte del Mariño, fue el Oiartzun, que venció por 2-0 al Athletic B y coloca tres puntos de por medio con la zona de descenso, donde sigue el Barakaldo, derrotado en su feudo por el San Ignacio, y el Peñas Oscenses, que vuelve a la zona roja después de perder ante Osasuna. Las aragonesas encajaron dos tantos muy seguidos y no pudieron levantar cabeza.

El Aurrera de Vitoria logró otro empate en casa (sin goles contra el Eibar) y, puntito a puntito, sigue fuera del descenso pero empatado a puntos con el Peñas Oscenses, con el que se medirá esta semana en un partido que se prevé dramático.

Resultados 22ª jornada:

Mariño 3 - Real Sociedad 2

Osasuna 3 - P.Oscenses 0

Añorga 1 - Corella 0

Barakaldo 1 - San Ignacio 2

Oiartzun 2 - Athletic B 0

Aurrera 0 - Eibar 0

Descansó: Amaya

Clasificación:

1º R. Sociedad 51 puntos (91-12) *

2º Añorga 47 puntos (81-23)

3º Athletic B 40 puntos (56-23) *

4º San Ignacio 38 puntos (47-29) *

5º Eibar 34 puntos (43-25)

6º Osasuna 28 puntos (33-46) *

7º Amaya 27 puntos (32-32) *

8º Oiartzun 24 puntos (33-37)

9º Mariño 22 puntos (36-47) *

10º Aurrera 21 puntos (29-45) *

11º P. Oscenses 21 puntos (31-49) *

12º Barakaldo 18 puntos (39-50)

13º Corella 1 punto (13-146) *

* Un partido menos

Grupo I: Continúa la lucha encarnizada por la permanencia
Comentarios