Transportes Alcaine: El éxito de un proyecto personal

El equipo zaragozano quiere estar el próximo año peleando en Superliga

Transportes Alcaine: El éxito de un proyecto personal

Hay equipos femeninos que cuentan de inicio con una gran estructura por detrás y hay otros que nacen gracias a la ilusión y el buen hacer de una persona. Sin duda alguna, el Transportes Alcaine pertenece a este segundo grupo. David Magaña es el artífice e impulsor de este proyecto que empezó como un equipo de fútbol sala y que hoy, gracias al apoyo económico de la empresa de transportes, es un club de fútbol que ha conseguido plantarse en la cabeza del grupo I de Nacional, en dura pugna con el Añorga por ser uno de los equipos que disputará este año la Fase de Ascenso a Superliga.

Con poco más de doscientas futbolistas federadas en Aragón, parece un milagro que un equipo como el Trasportes Alcaine esté con opciones de ascender a la máxima categoría. "De esas doscientas y pico fichas, cincuenta son nuestras" – destaca David –. "Poca gente en Aragón se da cuenta del mérito que tiene nuestro equipo. Con tan pocas fichas, estar en el Grupo I peleando con equipos históricos del País Vasco, y además en los primero puestos, es todo un lujo".

El éxito deportivo del equipo es atribuible a todos los componentes del club, pero en especial a David Magaña, que lo mismo hace labores de gestión, que de entrenador, o incluso de utillero. "Los familiares también colaboran. Se encargan de diversas cosas que son básicas, pero que alguien las tiene que hacer, porque en este club no podemos pagar a nadie" aclara el entrenador.

David no conocía nada de fútbol femenino hace diez años cuando, con la licencia de Educación Física recién sacada, acudió a su primer trabajo en actividades extraescolares, un equipo de fútbol sala femenino olvidado, con unas chicas voluntariosas pero desentrenadas. En unos meses les convirtió en las campeonas de la Copa de Aragón. "A partir de ahí me empecé a aficionar al fútbol sala femenino. Vi que había jugadoras de mucha calidad y decidí compaginar fútbol once y sala, hasta que hace cuatro años vimos la posibilidad de ascender a Nacional y decidimos apostar en exclusiva por el fútbol" explica David.

El Transportes Alcaine se convirtió en el primer equipo aragonés en ascender a Primera Nacional, pero nada de eso habría sido posible sin apoyo económico. "Yo quería que mis jugadoras entrenasen y disputasen los partidos en un campo bueno de hierba artificial, y el Pedro Sancho es el mejor de Aragón. Para poder pagar el alquiler del estadio a la Federación Aragonesa, entre otros gastos, necesitaba más recursos económicos, así que logré convencer al gerente del Transportes Alcaine para que se involucrara con este equipo".

El primer año como Trasportes Alcaine el equipo ascendió a Nacional; en el segundo año quedaron sextas, el año pasado cuartas, y esta temporada quieren acabar en el primer puesto. Para David el proyecto está totalmente asentado. "Además de nuestro principal patrocinador, tenemos dos entidades públicas que nos subvencionan, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación General de Aragón, pero su aportación sería insuficiente si ascendemos a Superliga. Ahora el Ayuntamiento está intentando que el Real Zaragoza se introduzca en el fútbol femenino y se haga cargo del Transportes Alcaine, algo que he intentado yo en más de una ocasión y que hasta ahora no he conseguido".

Además del ascenso, el club quiere afrontar otros retos de cara al futuro, como el de crear un proyecto de detección de talentos en Aragón en colaboración con la Diputación General, o conseguir que el Departamento de Educación ofrezca becas para mujeres futbolistas, residencias para deportistas, etc.

Todo ello con el objetivo de impulsar el fútbol femenino en todo Aragón, no sólo en Zaragoza, algo por lo que lleva luchando David Magaña desde hace diez años.

Transportes Alcaine: El éxito de un proyecto personal
Comentarios