El Espanyol, sólido en su objetivo de volver a Primera División

Al igual que Deportivo Abanca, el Espanyol suma 16 de 18 puntos posibles

Espanyol 2020/21
Chantal Reyes (@cchantalreyes) | 28/10/2021 - 17:50h.

La temporada pasada fue una difícil para el Espanyol; un histórico del fútbol femenino que nunca había perdido la categoría y que consumó su descenso a Reto Iberdrola. Después de haber logrado una segunda oportunidad tras la suspensión de la competición hace dos temporadas por el COVID-19, el conjunto perico no supo aprovecharlo y perdió la categoría en un año para olvidar.

Al igual que Deportivo Abanca, el Espanyol se encuentra en el Grupo Norte de Reto Iberdrola, donde la competencia es esta temporada abismal. Las catalanas, no obstante, han cuajado un gran inicio de temporada que les ha permitido sumar 16 de 18 puntos posibles, y se encuentran a 2 del actual líder; el Levante Las Planas, líder con pleno de victorias y 18 puntos. Manteniendo a algunas de sus futbolistas emblemáticas como Cristina Baudet o Anair Lombï, e incorporando futbolistas con trayectoria en Primera Iberdrola, el Espanyol quiere volver a la máxima categoría.

Apuesta valiente por la cantera

Hubo muchas salidas tras el descenso de la pasada temporada. Futbolistas importantes como Paola Soldevila (Villarreal), Elba (Eibar) o Brenda Pérez (Sporting CP) causaron baja del club perico. También Elena Julve, Paula Nicart, Débora García o Manuela Vanegas, habituales en el once, y otras futbolistas con un paso discreto como Modin, Laura Fernández y Joanna anunciaron su marcha. De esta forma, la reestructuración era necesaria. La respuesta a estas salidas fueron futbolistas contrastadas en Primera en busca de un mayor protagonismo o un nuevo reto. Así llegaron futbolistas como Manu Lareo, Maite Albarrán, Daniela Caracas, Carol Marín o Nayadet. Sumado a futbolistas importantes como Yamamoto o Baudet, el Espanyol confeccionó una pantilla aparentemente competitiva. Y los fichajes están teniendo una importancia dentro del esquema de Rubén Casado.

Además, este año se ha hecho una apuesta valiente por la juventud que de momento está dando resultados. Muchos nombres se han hecho hueco en la plantilla del Espanyol. Montse Quesada, Xenia López, Sara Extremera, Irene Corral y Nora Fernández son algunas de las joyas de la cantera perica. Ya la temporada pasada dejaron destellos de su potencial, especialmente Quesada bajo palos, aunque este año no está sienod titular. También Judith Pablos está en dinámica del equipo y se asemaja, aunque con margen de mejora, a Elena Julve.

El sistema habitual es 4-2-3-1:

Myllyoja

Corral - Xènia - Maite Albarrán - Guerra

Yamamoto - Nayaet

J. Pablos - Carol - Manu Lareo

Lombi

Estilo de juego basado en el dominio

Las pericas buscan dominar el partido, pero no siempre necesariamente mediante la posesión de balón. Quieren tener sensación de dominio, independientemente de si el planteamiento del encuentro es más defensivo u ofensivo. El Espanyol trata de aprovechar las bandas para generar peligro, ya que es donde reside su potencial. Sigue faltando una delantera goleadora, tal y como pasó la temporada pasada. Eso hace que las acciones a balón parado cobren una vital importancia, ya que es de ahí de donde surgen un gran porcentaje de los goles del Espanyol.

A nivel defensivo, el Espanyol ha dado un paso adelante con la incorporación de Maite Albarrán y con el paso adelante dado por Xénia Pérez. Las pericas son mucho más sólidas de lo que demostraron en Primera, y eso en una categoría en la que defender resulta más complicado debido a los planteamientos anárquicos de los equipos en Reto Iberdrola, que son menos tácticos y más desordenados.

Falta ver cómo rinde el Espanyol contra equipos de la parte alta para ver sus opciones reales de ascenso, pero el inicio del equipo de Rubén Casado es bueno. No obstante, Szymanowski estará de baja 4-6 semanas, también se perderá el próximo partido Lombi, pero Karpova está cerca de volver a los terrenos de juego. El histórico quiere volver a subir.

publicidad
publicidad